Lo que debe saber sobre el billetaje electrónico – Nacionales

0
6

El sistema de cobro con billete electrónico ya se está implementando en forma experimental en 16 buses, pero aún hay muchas preguntas acerca del funcionamiento real del servicio. Representantes de la empresa TDP aclararon algunas dudas.

Jacinto Estigarriba y Rodrigo Rodi, referentes de la empresa TDP S.A, que ofrecerá una de las tarjetas para el servicio de billetaje electrónico (habrá dos marcas de tarjetas) visitaron los estudios de ABC Cardinal para aclarar las dudas de los usuarios con respecto a la implementación de este nuevo sistema para el cobro de pasajes en el transporte público.

La tarjeta Más se podrá adquirir y recargar en aproximadamente 9.000 puntos de venta de todo el país, pues, según explicaron sus representantes, ellos son los distribuidores de la quiniela. Por lo tanto, los mismos quinieleros serán agentes de venta y recarga. El objetivo es que la recarga sea rápida y de fácil acceso.

Explicaron que como empresa prestadora de servicios son los encargados de preparar el Software para que el sistema tenga andamiaje.

Luego, se encargan también de todo el proceso, comenzando por la recarga de saldo, la transmisión de informaciones al centro de control de monitoreo del Viceministerio de Transporte, y la comunicación a la otra empresa prestadora (la tarjeta Jaha).

Jacinto Estigarribia resaltó que con el billetaje electrónico se tendrá la posibilidad de contar la cantidad de pasajeros transportados, pero no solo eso, sino que también ayudará al empresario a optimizar sus frecuencias de recorrido, y a economizar gastos.

Además, Estigarribia citó como valor agregado que su sistema permitirá contar con precisión la cantidad de pasajeros a través de cámaras instaladas en los buses. “Entre otras cosas, sabremos si el chofer les está dejando pasar sin validar la tarjeta. Por un lado, cumpliremos la exigencia legal de proveer al centro de monitoreo del Viceministerio, y por otro lado, brindaremos la información al empresario para optimizar el funcionamiento de sus buses”.

Al consultarle sobre cómo podrían hacer los pasajeros que requieran de facturas para sus rendiciones contables, Jacinto Estigarribia reconoció que no podía responder a la pregunta, pues hay cuestiones operativas que aún no están pensadas y se irán subsanando.

Al momento de adquirir su tarjeta recargable, el pasajero tendrá la opción de dar su número de cédula, además de su número de teléfono. Así, en caso de que el plástico se robe o extravíe, el ciudadano puede hacer el trámite para recuperar su tarjeta y también el saldo que tenía cargado.

A su vez, el número de teléfono del pasajero servirá para que pueda utilizar la app, y acceder a datos como horarios de llegada de los colectivos, qué buses van por el itinerario que busca, cuáles son los lugares de recarga de tarjeta, etcétera.

Solo si usted brinda sus datos, tendrá derecho a reclamar en caso de que se le extravíe su tarjeta. Le harán el correspondiente bloqueo y le devolverán el saldo que tenía cargado.

Rodrigo Rodi, desarrollador del equipo técnico de la tarjeta Más, explicó que en caso de averiarse la unidad en la que el pasajero viaja, el chofer programa la máquina en modo “devolución de tarifa”. Así las cosas, los pasajeros vuelven a acercar su tarjeta al validador y se les carga un vale de viaje por el importa que pagaron. Pero, el vale debe ser utilizado ese mismo día.

En el primer año de implementación del proyecto convivirán ambos sistemas, es decir el chofer podrá seguir cobrando en efectivo. Pero después de ese año, todos sin excepción tendrán que tener sus tarjetas para acceder al transporte público, precisó Estigarribia.

La tarjeta Más, según sus representantes, se desarrolla netamente en Paraguay y por técnicos paraguayos. Aseguraron que “no son programas enlatados”.

La tarjeta tendrá un costo, aunque no precisaron de cuánto será. No obstante, afirmaron que con la primera recarga el pasajero tendrá el equivalente a un viaje. En caso de no tener saldo, igualmente se podrá usar la tarjeta para un pasaje diferencial, y se descontará el mismo en la próxima recarga, comentaron los referentes de TDP.

La tarjeta se deberá usar una vez cada 6 meses como mínimo para que no desaparezca el saldo, y no se permitirá la transferencia de créditos de tarjeta a tarjeta, aunque sí se podrán hacer recargas remotas a través de la App o del sistema Bancard. El límite de carga es 50 veces el pasaje más caro.

Es decir, el usuario podrá cargar hasta G. 180.000 de saldo.

Fuente -> http://www.abc.com.py