Lluvias mansas traerán mucho beneficio en el combate a la sequía – Nacionales

0
30

Las lluvias calmas que se registran desde la tarde de ayer, domingo, y que continúan este lunes en varios puntos del país traerán muchos beneficios para combatir la aguda sequía que azota el país desde hace meses. Además, por la velocidad lenta con la que caen las aguas, la agricultura se verá especialmente favorecida.

09 de noviembre de 2020 – 12:45

Édgar Mayeregger, funcionario del Departamento de Gestión de Riesgos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), mencionó en contacto con ABC Cardinal que se estima que el fenómeno de lluvias sea generalizado en el país al menos por dos días y que se extendería a la zona norte, que aún está con un déficit importante. Además, se tiene pronosticado que las lluvias vayan hacia el Chaco, que también está necesitando bastante de precipitaciones.

“Es importante para nuestra sequía que llueva uno o dos días de esta manera. A esto le llamaos lluvia agrícola, porque da tiempo al suelo de absorber la cantidad de agua que cae, el suelo retiene el agua y las plantas lo aprovechan bien.

Un alivio para la agricultura

Por otro lado, Mayeregger mencionó que estamos llegando a la “ventana de tiempo” para la agricultura, que empieza a fines de setiembre y va hasta mediados de diciembre, cuando ocurre la época normal de zafra y se llega a la última etapa de siembra de soja, sésamo, maíz, caña de azúcar, etcétera. En lo que se refiere a la sandía y melón, el experto mencionó que algunos ya están para la cosecha y que los que entran tardíamente tienen una ventaja: la posibilidad de guardar agua en sus reservorios.

En otro punto, Mayeregger se refirió al fenómeno La Niña, que ahora está en pleno apogeo e impactará de forma especialmente intensa entre fines de noviembre y el mes de diciembre. “Si es un fenómeno de La Niña débil, zafamos bien”, vaticinó el funcionario.

Nuevo año arrancaría con mucha agua

Con relación al mes de enero de 2021, se auguran buenas lluvias, según el pronóstico. Estas precipitaciones se extenderían desde la primera quincena de enero hasta el mes de febrero en su totalidad.

“Eso es muy bueno para consolidar la cosecha de la soja, que necesita periodos de agua en época de floración y reproducción”, explicó.

Las zonas del país que menos sufrieron la sequía son: el sur de Alto Paraná, Itapúa, Misiones y Paraguarí. El resto del país fue azotado fuertemente por la sequía.

Según el funcionario especialista, las dos últimas ocasiones en que tuvimos picos importantes de falta de agua fueron los años 2008 para 2009 y 2011 a las puertas del 2012.

Fuente -> http://www.abc.com.py