Llano, de vivir en casa de su madre a tener varias propiedades y una flota de vehículos – Nacionales

0
83

La declaración jurada de Blas Llano presentada en 1999, cuando logró una banca en la Cámara Baja, demuestra sus modestos comienzos, viviendo en la casa materna en Fernando de la Mora y con deudas en ese entonces de US$ 14.529 en el Banco Alemán y G. 75 millones en la Cámara de Diputados.

Su principal fortuna declarada incluía sus vehículos: un Nissan Sentra modelo ’93, un Jeep J7 y una camioneta Nissan doble cabina modelo ’98. En 2003, cuando logró su ‘rekutú’ como diputado, sus finanzas ya mejoraron bastante: adquirió su primer inmueble, construido en un terreno municipal pero con una edificación, con un valor de G. 105.000.000.

También adquirió nuevos vehículos: dos camionetas y un automóvil de la marca Nissan, un auto Gol y su primera embarcación. Sus activos pasaron a totalizar G. 324 millones, mientras que su pasivo era apenas de G. 17.000.000. Ese año declaró ingresos mensuales por poco más de G. 18 millones, en que además de su función como legislador, cobraba supuestamente honorarios de manera independiente y ejercía la docencia.

Tras las elecciones del 2008 fue proclamado por primera vez senador de la nación, aunque se desempeñó hasta el 2009 como ministro de Justicia y Trabajo. Recién ese año declaró su primera cuenta bancaria. Afirmaba tener unos G. 80 millones en caja, otros G. 65 millones depositados y unos G. 50 millones de deudas a cobrar.

Subieron a tres sus inmuebles, valuados en G. 510 millones, y cambió sus camionetas por una de la marca Mitsubishi y un automovil Subaru Impresa, aunque conservó su Volkswagen Gol y la embarcación. Tenía en ese entonces G. 841 millones en activos y un pasivo de G. 104 millones, en su mayoría deudas por sus vehículos y terrenos. También declaraba tener unos G. 15 millones en joyas, obras de arte y otros.

En 2013, año de las elecciones generales, cuando volvió a ser elegido senador y asumía la presidencia de la República su amigo, Horacio Cartes, Llano de vuelta declaraba no tener cuentas bancarias, pero sí unos G. 160 millones en efectivo y otros G. 90 millones a cobrar.

Para aquel año ya había adquirido la mayor parte de sus propiedades, específicamente tres terrenos en Villa Elisa e igual número en Villa Florida, inmuebles que reportó con un valor total de G. 765 millones.

Sus vehículos también empezaron a tornarse más lujosos, pasando a poseer dos camionetas: una Toyota Tacoma y una Land Cruiser, así como un automóvil Mitsubishi y otro Subaru. Sus activos ya superaban los G. 1.444 millones y sus deudas ascendían a G. 255 millones.

Entre sus ingresos mensuales figuraban G. 10 millones en concepto de “honorarios profesionales” como abogado y otro monto similar en concepto de “actividad comercial”, pese a que no declara tener empresas ni acciones.

En 2014 presentó su declaración de vuelta, ya como presidente del Congreso, y se destaca que mencionaba poseer solo una cuenta en el Banco Nacional de Fomento (BNF) con apenas G. 35 millones depositados.

No se observa incremento en sus propiedades, pero sí adquiere una camioneta BMW X5 XDrive, valuada en G. 267 millones, y una embarcación Cavel de unos G. 40 millones, que se suman a sus otras tres camionetas y el automóvil, cuyos valores oscilan entre los G. 80 millones y G. 140 millones.

En 2015 se compró una camioneta Hilux y su patrimonio neto para ese año ya asciende a G. 1.260.076.740, que no sería su tope más alto, puesto que en julio del año pasado, Llano, siendo presidente del Congreso, mostró su declaración jurada de ese año y su patrimonio neto era de G. 2.026.402.379.

Sin contar su primera declaración jurada, en que no se consigna su patrimonio neto ni otros datos, y asumiendo la del 2003 como la primera útil -aunque carece de algunos datos- se puede colegir que Llano registró un aumento de su patrimonio neto de un 560%.

Fuente -> http://www.abc.com.py