Llamativa celeridad de Mades para aprobar obra en Remanso

0
62

Las obras de refulado en zona de la isla de San Francisco, en Remanso, habían sido paradas, tras intervención de fiscalizadores del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), en octubre del 2019. En el acta se dejó constancia de que los encargados no contaban en el lugar con el Plan de Gestión Ambiental (PGA) ni estudio de impacto ambiental para determinar el daño por la obra y la isleta estaba dividida. “Se solicitó el cese de refulado, no así el refulado en otra sección del río Paraguay”, reza el documento de intervención. En el sitio se prevé la instalación de un complejo turístico y hotelero por parte de la firma Vimerica SA. Hasta ahora la licencia es solo para refulado.Tras la intervención, se abrió un sumario en el Mades por supuesta infracción a la Ley de Recursos Hídricos. Posteriormente, los representantes de la firma presentaron su descargo y aseguraron sentirse “agraviados” por lo que se describe en el acta. Afirman que es un banco de arena y no un islote. Acercaron un estudio técnico sobre las características del lugar. “Solicitamos al Mades que inmediatamente disponga el cese de recomendación de suspensión de los trabajos de refulado (…) Asimismo, disponga el archivo del expediente y conclusión del proceso”, señala parte del requerimiento.Efectivamente, desde la Asesoría Jurídica del ente, a cargo de Hugo Cardozo, se dispuso sobreseer y archivar el sumario el 17 de diciembre del 2019, tal como lo solicitaba la empresa. En su dictamen final Mades resolvió que solo se trata de un banco de arena y no de un islote, basándose netamente en los estudios de la propia empresa sumariada y que la actividad se desarrolla en la forma contemplada en el PGA. Cardozo se niega frecuentemente a brindar declaraciones a la prensa para ampliar detalles. Lo mismo la directora de Evaluación de Impacto Ambiental, Carolina Pedrozo.POBLACIÓN. Moradores del lugar manifiestan su preocupación por la transformación del área. Los pescadores de la zona afirman que sufrieron pérdida de sus canchadas donde realizan pesca.Desde Vimerica aseguran que las obras siguen con estricto cumplimiento de la ley y trabajan en la socialización del proyecto con ciudadanos de Limpio y Mariano Roque Alonso. También con las asociaciones de pescadores, en la elaboración de un acuerdo.

Fuente -> http://www.ultimahora.com