Lince desamparado por Policía fue operado y se recupera gracias a ayuda de la ciudadanía – Nacionales

0
62

El suboficial ayudante Arsenio David Cabral López (23), agente del Grupo Lince que había sido herido y quedado con graves secuelas durante un tiroteo con asaltantes, y quien denunció no haber sido asistido correctamente por la institución policial, fue intervenido quirúrgicamente a finales de julio gracias a la ayuda de personas de buen corazón, según informó su abogado.

13 de agosto de 2020 – 01:47

Según se lee en el informe médico del Sanatorio Italiano, que autoriza el alta del uniformado, se lee que Cabral llegó con diagnóstico de parálisis diafragmática lado derecho (lo que le impedía respirar correctamente), a raíz de la herida por arma de fuego que recibió en enero cumpliendo con su deber. “El médico neumólogo diagnosticó asma bronquial, recibiendo tratamiento y en planes de preparación prequirúrgica durante cuatro semanas”, se lee en el escrito, que también agrega que la operación se realizó el 30 de julio y el acto quirúrgico consistió en “una toracotomía posterolateral derecha más plicatura de diafragma, más colocación de tubo de drenage pleural”. 

Lea más: Policía Nacional desampara a lince baleado durante servicio, denuncian

Fue dado de alta el 2 de agosto y desde entonces guarda reposo por la complejidad de la intervención. Aclara además que no podría realizar actividades físicas extenuantes. Queda con fisioterapia respiratoria y seguimiento por un cirujano y neumólogo tratantes, agrega el informe.

“Fue abandonado a suerte por la institución policial y los altos jefes quienes lo tratan de desleal e incluso hasta de loco, porque cuando le hicieron su diagnóstico dijeron que sólo tenía dolores psicológicos. Ahora gracias al apoyo de la ciudadanía y varias personas de buen corazón pudo ser operado en este hospital privado”, señaló el abogado Valentín Domínguez, quien informó a ABC sobre lo ocurrido.

Agregó que altos jefes lo trataban de mentiroso, además de amedrentarlo por haber denunciado ante la prensa la negligencia y que debió vender asaditos para poder pagar gastos médicos. “Con estos documentos que tenemos nos enfocamos en la demanda contra la directora del hospital de Policía, como así también contra los médicos que en su momento no quisieron atenderle y practicarle la cirugía que correspondía y necesitaba”, agregó Domínguez.

Cabral López fue noticia a inicios de este año luego de protagonizar una persecución a delincuentes en Asunción, en que resultó herido, junto con un compañero suyo, con arma de fuego a la altura de la espalda. Fue reconocido en su momento por las autoridades policiales, pero seis meses después, inició una demanda contra la institución policial debido a que pese a haber sufrido daños irreversibles en su salud, sus superiores no le otorgaron lo básico y legal, consistente en una indemnización de G. 700.000 sobre su salario básico.

El suboficial ayudante Arsenio David Cabral López cuando fue traslado en ambulancia al hospital de Policía (Archivo).

Fuente -> http://www.abc.com.py