Libro “Renaciendo”: un homenaje a la vida – Espectáculos

0
23

Andrea Gómez Pasquali, una arquitecta argentina que vivió casi toda su vida en Paraguay, abre su corazón en el libro “Renaciendo”, un canto a la vida donde rinde homenaje a sus dos hijos, Alejandro y Francesco. Con este relato de resiliencia, amor y esperanza, espera poder ayudar a otras personas que también han tenido que enfrentar dolorosas pérdidas. El libro está disponible en El Lector, Books del Shopping del Sol y Amazon.

10 de febrero de 2021 – 01:00

Nieta de inmigrantes de España (por el lado paterno) e Italia (por el lado materno) al igual que sus padres, Andrea Gómez Pasquali nació en Argentina. Vive en Paraguay desde los 5 meses de edad. También vivió un periodo en Buenos Aires, y en Italia por 5 años, lugares a donde tuvo que trasladarse para los tratamientos de su hijo Francesco.

Tras la pérdida y el paso por diferentes estados emocionales, Andrea decidió plasmar en palabras lo vivido para dar una luz de esperanza a la gente que perdió a un ser querido.

“Escribir es compartir con los demás lo que hice para poder recuperarme y eso es doblemente sanador para mí, porque es un cierre de singular significación a mi historia personal y sobre todo porque podría ayudar a otras personas que estén pasando por similares circunstancias. Eso da más sentido a la experiencia vivida”, refirió Andrea en conversación con ABC.

Según la autora, su objetivo es mostrar “que se puede volver a ser feliz y se puede reabrazar la vida, enamorarse de ella nuevamente, no está todo perdido porque fallece un ser querido. La vida aún tiene mucho para ofrecernos, hay que saber abrir los ojos del corazón a pesar del dolor de las circunstancias, para ir sanando de a poco, sabiendo que la vida no es solo dolor, hay mucho más para descubrir. Aprendiendo a conocer y valorar nuestra fuerza interna, esa que todos tenemos y es mucho más grande de lo que creemos”, reflexionó.

Para Andrea, el proceso fue “muy enriquecedor” ya que, por ejemplo, las personas se acercan a ella a contarle sus historias “de sufrimiento y de dolor cuando leen el libro, confían en mí porque yo confié en ellos al abrir mi corazón en el libro y hablar con tanta honestidad”, aseguró.

En ese sentido, la autora mencionó que “todos necesitamos reconocernos como seres humanos semejantes”. Lo que genera en la gente hace que sienta ganas de abrazarlos, “y aunque no puedo hacerlo físicamente, sí puedo hacerlo con el corazón. Y no es un abrazo para llorar o convertirme en un muro de lamentos, es para compartir, agarrarnos de la mano y seguir adelante, levantarnos y continuar juntos y unidos”.

Asimismo, añadió que todos “necesitamos sentirnos comprendidos por los demás, saber que no estamos solos y dejar de fingir que tenemos una vida perfecta donde todo sale bien en base a falsos parámetros impuestos por una sociedad a la que le falta autenticidad muchas veces. La verdad es que todos tenemos alguna dificultad o situación inesperada en el recorrido de nuestras vidas, el dolor se puede administrar y lo único con lo que realmente contamos es con nuestra energía vital”.

A Andrea le hace “inmensamente feliz escuchar a la gente y creo que tenemos que seguir buscando en nuestra mente y en nuestro corazón recursos internos para salir adelante, sin despreciar nuestra inteligencia, esa que nos advierte antes de tomar cada decisión y sabe que la desesperación es mala consejera”, señaló también.

Subrayó que es necesario “aprender a soltar, aprender a perder, aprender a aceptar lo que no depende de nosotros una vez que lo intentamos todo. Seguir profundizando y escudriñando en nuestro interior es abrirnos a lo nuevo, a lo desconocido, es osar lanzarse en ese mundo diferente y abrirnos al continuo y fascinante aprendizaje de la vida”.

Fuente -> http://www.abc.com.py