Lexus LC cabrio: el placer de conquistar el viento

0
54

José Manuel González Torres

Poco a poco conocemos más detalles del nuevo Lexus LC Cabrio, la propuesta más exquisita y sensorial de la firma premium de Toyota. La variante coupé de cuatro plazas y tracción trasera, el LC, dejó de comercializar la versión gasolina hace un par de años y solo está disponible con el propulsor híbrido 500h de 359 CV. Lexus ha planteado una estrategia distinta para el descapotable. Se venderá con un motor gasolina V8 bajo el capó y, por ahora, no hablan de la introducción de la tecnología híbrida autorrecargable. Todavía no sabemos su potencia exacta pero, en la carrocería de techo duro alcanzaba los 477 CV. La marca busca convencer más allá de los datos y las prestaciones, exprimiendo sus conocimientos en la esencia de la firma: el confort y las sensaciones de conducción.

Los diseñadores de Lexus han desarrollado un sistema que mantiene la temperatura estable, sin frío ni calor, mediante un sensor en el techo. Cuando la capota baja, se reajustan los parámetros para incrementar o disminuir la potencia del aire acondicionado. Para ello tendrá en cuenta la incidencia de la luz solar, la temperatura y la velocidad del LC cabrio. Este es uno de los sistemas que Lexus ha ideado para su modelo descapotable, pero no es el único. Las firmas japonesas tienden a justificar sus progresos con costumbres tradicionales como la filosofía omotenashi. Este mantra se refiere a la hospitalidad más pura y nipona, aquella que busca el confort exquisito para sus huéspedes como los ingenieros lo han perseguido con el LC Cabrio.

Esta versión, de melena al viento, deriva del modelo coupé, lanzado en 2017 y que ha presentado ciertas mejoras este 2020. Su diseño es sublime, elegante y extremadamente deportivo. Es complicado encontrar a alguien que no esté a favor de su baja y sofisticada carrocería, un envoltorio que deja muy claro sus pretensiones premium. Conducir este modelo es un placer para los sentidos, sin estridencias ni reacciones inesperadas. Lexus asegura que la versión cabrio mantiene la fórmula de su éxito: equilibrio y calma. Eso sí, lo hará con un propulsor gasolina y no con un sistema híbrido autorrecargable.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es