Lexus LC 500 cabrio: probamos esta obra de arte

0
14

José Manuel González Torres

Lexus nació como una firma que debía emocionar, ser la mejor. Os lo explicamos mejor en este artículo, en el que repasamos los inicios de una firma que, año tras año, se gana su reputación en el viejo continente. Hace unos años, Akio Toyoda, CEO del grupo Toyota, decidió aportar más garra a su firma premium, con modelos híbridos autorrecargables pero también algunos más pasionales. El Lexus LC 500 es uno de ellos, bien sea en su carrocería coupé o cabrio, que estuvimos probando hace unos días en Andalucía. Este descapotable de diseño elegantísimo, esconde un motor 5.0 V8 atmosférico bajo el capó. Una obra de arte de la mecánica que rinde 477 CV de potencia y 540 Nm de par máximo, combinado con el cambio automático DirectShift de 10 velocidades. Vamos, un escándalo de coche no solo por fuera sino también por dentro.

Si los inicios de Lexus se vertebran sobre la premisa de crear el mejor coche del mundo, el Lexus LC 500 cabrio debía convertirse en el descapotable más bonito del mundo. Lo consiguieron en 2016 y este modelo, el que probamos en 2020, mejora lo ‘casi’ perfecto. Los gustos son subjetivos, de eso no cabe duda, pero ante un modelo de estas características, las opiniones suelen ser muy homogéneas. Eso tiene mucho que ver con la filosofía de Lexus, una firma que sigue recurriendo a los maestros artesanos Takumi para desarrollar la carrocería de sus vehículos. No cualquiera puede entrar en ese selecto grupo y las pruebas artesanales son tan variadas que implican la técnica del origami. Otro de los karma que siguen se denomina Omotenashi. Vendría a ser la máxima hospitalidad hacia el conductor y sus pasajeros, para que se sientan realmente cómodos en su habitáculo.

Todas estas ceremonias tradiciones japonesas pueden parecer una invención pero un Lexus es un Lexus, nada se le asemeja. Por ese motivo estábamos especialmente emocionados de poder subirnos al volante de un LC 500 cabrio, uno de los pocos que llegarán a España. Solo 20 españoles, que tengan más de 155 000 euros, serán los orgullosos propietarios de un LC 500, incluyendo versiones cabrio y coupé.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es