“Las reformas ya no tienen vuelta atrás y ahí el consenso es clave”

0
33

–¿Cómo fueron sus primeros días al frente de la Subsecretaría de Estado de Economía (SSEE)? –Realmente este es un lugar muy desafiante, estuvimos trabajando ya intensamente con las áreas técnicas de la SSEE en el plan de reactivación, acompañando el proceso de la elaboración del Presupuesto General de la Nación (PGN), y lo mismo con muchas otras iniciativas que son prioridades de la SSEE y estuvimos mirando. –¿Cómo le recibió el equipo de la Subsecretaría? –Bastante bien, yo me inicié e hice mi carrera acá. Estuve conversando con todos y estamos avanzando con las iniciativas que ya trabajamos también con el viceministro anterior, Humberto Colmán. –Usted adelantó días atrás que no va a realizar cambios en las direcciones. –Efectivamente, creo que los directores están cumpliendo un rol bastante importante, vamos a seguir en esa misma línea. En los próximos días vamos a informar quién va a ocupar el cargo de Estudios Económicos que dejé, hay muchas personas que llenan los requisitos. –¿Cuáles son los objetivos a los que apunta? –En primer lugar ahí hay que considerar una serie de cuestiones fundamentales en términos de implementación de políticas económicas que tienen que ver con las reformas estructurales. Voy a trabajar intensamente en esas reformas que ya lo venimos proyectando. El plan de reactivación Ñapu’a Paraguay tiene un énfasis importante en ese sentido, como la nueva ley de responsabilidad fiscal, la reforma del gasto, la superintendencia de jubilaciones y pensiones, y otras reformas importantes que nos van a permitir superar este contexto tan complejo que estamos viviendo. –Esas reformas que menciona también atraen muchos cuestionamientos en sectores sindicales y agrupaciones políticas. ¿Cómo planea llevar adelante eso teniendo en cuenta que la Subsecretaría de Economía es la que viene liderando esos proyectos? –Hay que buscar consensos. Si uno mira la experiencia internacional, comprendemos que todos los cambios requieren amplios consensos. Entonces, debemos trabajar de manera conjunta, discutir con los sectores afectados y escuchar sus preocupaciones válidas, a fin de tomar decisiones y también impulsar reformas que cumplan objetivos estratégicos en términos de políticas públicas. Esta pandemia que estamos viviendo nos enseña que tenemos que hacer cambios importantes, no solo en términos de reformas, sino también cambios como, por ejemplo, la formalización de empresas y trabajadores, que permita accesos a financiamiento y garantice seguridad social. Finalmente, lo que se busca es que esto reditúe en una mejora del bienestar de todos, por eso creo que las reformas ya no tienen vuelta atrás y ahí el consenso es la clave. –¿Cómo ve el nivel de la deuda actual y el ritmo de crecimiento que va teniendo? –Hay dos cosas ahí. Cuando hablamos de la deuda, el nivel actual es razonable aún, está dentro de los parámetros. Cuando hablamos del ritmo de crecimiento de la deuda, decimos que la cantidad de deuda que tomamos este año no es sostenible, no es viable, pero también es bueno contextualizar y aclarar que la deuda tomada en este periodo se explica excepcionalmente por la emergencia sanitaria que nadie esperaba. De hecho, el resultado fiscal se deberá a la pandemia. –¿Va a continuar entonces el endeudamiento? –Yo creo que la deuda no es mala porque nos permite invertir. Lo que sí decía, e insisto, el ritmo de crecimiento lo que vamos a tener que contener. Es importante cuidar la gradualidad y el ritmo de crecimiento, teniendo también en cuenta el contexto macroeconómico. –Las alianzas público privadas (APP) y la modalidad llave en mano se perfilaban como alternativas al crecimiento acelerado de la deuda. ¿Cómo va la revisión de estas herramientas? –Estamos trabajando en eso para potenciar estas herramientas, de hecho la revisión es otro de los ejes del plan Ñapu’a Paraguay. La idea es fortalecer su rol en el financiamiento de la inversión. –¿Por qué no funcionaron estas herramientas? –Consideramos que estos años fueron un proceso de aprendizaje, hay que ir mejorando, implementando medidas en términos de la gobernanza de la herramienta para potenciar su nivel de uso. –Analistas y referentes del sector privado opinaron que sería adecuado que, al mismo tiempo de tomar nueva deuda, se mejore el gasto y el sistema impositivo en su conjunto. ¿Qué reflexiona sobre ese punto? –Si tu consulta apunta a las medidas necesarias para lograr la convergencia fiscal, en primer lugar, hay que tener en cuenta que estamos trabajando en componentes importantes en términos de ajuste de gastos que tienen que ver con propuestas de reducción del gasto, mejora de la calidad al mismo tiempo y también mejora de procesos de compras públicas. Y sobre la parte tributaria, acabamos de pasar una modernización de la ley, entonces esa no es una vía. Pero sí estamos trabajando en medidas que tienen que ver con el gasto tributario (exoneraciones fiscales), hay iniciativas que estamos revisando y una vez que este lista la revisión vamos a estar informando. –¿Ayudará la ley de administración de pasivos a controlar la deuda? –Es una ley muy importante, que seguramente vamos a ir monitoreando con el Congreso para que pueda ser aprobada. Esta ley forma parte de las reformas a la que apuntamos y es clave también para el manejo del pasivo. –¿Qué tope a la deuda incluirá la nueva ley de responsabilidad fiscal? –Estamos cerrando aún este tema. Una vez que esté lista la ley vamos informar. Pero te puedo adelantar que tiene medidas importantes en temas de convergencia y de gastos.La subsecretaria aseguró que buscará el consenso necesario para las transformaciones. Señaló que la pandemia enseñó la importancia de la formalidad empresarial y laboral.Todos los cambios requieren amplios consensos. Entonces, debemos trabajar de manera conjunta y discutir con los sectores afectados.La deuda no es mala porque nos permite invertir. Lo que sí decía e insisto, el ritmo del crecimiento lo que vamos a tener que contener.PerfilNombre: Carmen Marín.Profesión: Es economista graduada por la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y máster en Finanzas por la Pontificia Universidad Católica de Chile.Experiencia: Ingresó a Hacienda en el 2008. Fue analista económica y financiera; ocupó la jefatura del departamento de Análisis Financiero y últimamente se desempeñó como directora de Estudios Económicos.

Fuente -> http://www.ultimahora.com