Las mejores carreteras del mundo, otra forma de viajar

0
29

José Manuel González Torres

Hace meses que coger un avión parece un milagro. Incluso algunos echamos de menos el intenso y tedioso protocolo del control de seguridad, algo a lo que nos acostumbramos a cambio de vivir experiencias más allá de nuestras fronteras. Sin embargo, la pandemia nos ha abierto las puertas de métodos del pasado, como viajar en coche o vehículo de ocio. Si eres de los que aman estar en contacto con la naturaleza y no te va lo establecido, esta lista de los 10 campers más baratos del mercado te interesa. Si lo tuyo es recorrer zonas inhóspitas con destinos sorprendentes, lee con calma esta galería de las mejores carreteras del mundo.

Conducir es un placer para muchos. Un tránsito de calma y de concentración que nos permite relajarnos y sacar lo mejor de nosotros mismos. Los tramos de curvas son nuestra mejor vía de escape, pero también acaban haciéndose repetitivos. En Cataluña existen carreteras de vértigo pero son las que son, lo mismo sucede en la Sierra de Madrid o los pueblos blancos de Andalucía. Por ese motivo, muchos conductores sueñan con cargar las maletas en su deportivo, sea un compacto GTI o un hypercar, y darse el capricho de circular por lugares alucinantes. Si no queremos alejarnos mucho podemos visitar el puente de Storseisundet, en Noruega, reconocido por sus vistas sinsentido y carreteras heladas. Más cerca aún está el viaducto de Millau, que une París con Barcelona por la A-75 y que no es apto para conductores con vértigo.

El riesgo, sin embargo, también es gasolina para los amantes de la conducción. En este artículo os recordamos algunas de las carreteras más peligrosas del mundo, que son, a su vez, de las más bonitas e increíbles que podemos encontrar. ¿Lo mejor de todo? En todo el mundo existen carreteras que te dejarán sin habla. Podrás encontrar parajes nevados en la autopista de James Dalton (Alaska), carreteras que parecen una atracción en Pakistán o tramos revirados casi perfectos en la Transfagarasan (Rumanía), un templo para los auténticos petrolheads. Prepara una libreta para apuntar alguna de las carreteras más alucinantes, bonitas, peligrosas y sensoriales del planeta.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es