La primera alegría del 2021 – Opinión

0
27

Acaba de irse el maldito 2020, que nos jodió la vida a todos. Pero a nivel país fue un año de mucha impotencia y dolor por las pérdidas de empleo, la crisis económica, los fallecidos, los enfermos, la impunidad, el necesario distanciamiento, la corrupción, etc. Y a esto se suma que la ciudadanía ni siquiera tuvo el derecho de expresar su indignación y repudio en las calles.

03 de enero de 2021 – 01:00

La fiscalía colaboró fuertemente para amordazarnos. ¡Qué contrasentido porque legalmente el Ministerio Público representa a la sociedad y tendría que defendernos! Pero no fue así. Llegó al colmo de imputar a ciudadanos que se manifestaron contra la corrupción como la activista María Esther Roa, el empresario Juan Galeano Grassi y otros. ¿No tendría que ser al revés?

La actitud de la fiscalía alentó con sus imputaciones a ciertos sectores de poder a realizar pactos de impunidad, firmar acuerdos secretos y hasta posibles hechos ilícitos a sabiendas de que nadie les iba a gritar en la cara. Las redes sociales fueron la vía de escape de la ciudadanía pero lamentablemente no tuvieron en este caso la fuerza necesaria para retrotraer hechos consumados como sí lo pueden lograr multitudinarias manifestaciones callejeras.

Los principales beneficiados por esta coyuntura fueron los acusados de los audios filtrados del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM): los exsenadores Óscar González Daher (ANR, cartista) y Jorge Oviedo Matto (Unace); el exsecretario del JEM Raúl Fernández Lippmann y el abogado Carmelo Caballero. El Tribunal de Sentencia integrado por Juan Carlos Zárate, María Fernanda García de Zúñiga y Héctor Capurro no sintieron la presión ciudadana frente al edificio del Poder Judicial o en las veredas de sus domicilios particulares, motivo por el cual eligieron el camino de la sanción leve contra estas cuatro personas. Habrán tenido otro tipo de presiones pero no del “comunacho” que reclama justicia.

Este lunes 4 de enero, a las 08:30, González Daher y su hijo el concejal de Luque Óscar Rubén González Chaves (ANR, cartista) enfrentarán el juicio oral pero en este caso será por supuesto enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y declaración falsa. Será el primer examen del año de la Justicia paraguaya. Si de nuevo aplican sanciones leves como el caso de los audios filtrados, entonces comenzaremos con el pie izquierdo este 2021 y el futuro del Paraguay estará más que nunca en peligro en las puertas de unas nuevas elecciones municipales (20 de junio y 10 de octubre), que son consideradas la antesala de los comicios generales que se realizarán en abril de 2023.

Suponemos que los titulares de los tres poderes del Estado estarán rezando para que los miembros del Tribunal de Sentencia, integrado por Yolanda Portillo, Yolanda Morel y Jesús Riera, apliquen duras condenas contra estos políticos colorados cartistas. Recordemos que el Estado paraguayo se comprometió ante la comunidad internacional, específicamente ante Gafilat, a combatir el lavado de dinero y delitos conexos.

Ojo que la comunidad internacional le tiene en la mira a Paraguay como uno de los países de flojo control contra el lavado de activos. Y en su momento en una reunión en el Banco Central del Paraguay hicieron una advertencia: Combatir no solo significa promulgar leyes sino ver acciones concretas. Es decir, condenas, cárcel y confiscación de bienes para que sea ejemplificador para el resto de la ciudadanía y de paso dar señales a la comunidad internacional de que nuestro país ya no quiere ser “gris” ni aguantadero de delincuentes. Toda esa responsabilidad recae en este nuevo tribunal, que tiene la misión de reivindicar a la Justicia del 2020 y dar la primera alegría del 2021 antes de que llegue la vacuna contra el covid-19.

[email protected]

Fuente -> http://www.abc.com.py