La ocupación irregular de Antebi Cue lleva 24 años – Nacionales

0
14

El Indert analiza aplicar la Ley 854/63 para dar solución a la ocupación irregular que data de hace 24 años por parte de unos 20 “ganaderos” en unas 79.000 hectáreas de tierras, de las expropiadas a los Antebi, en 1995.

19 de noviembre de 2020 – 01:00

La presidenta del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Gail Gina González Yaluff, solicitó un dictamen jurídico para determinar si es posible aplicar el anterior Estatuto Agrario, Ley 854/63, que estaba vigente al tiempo de la expropiación de las tierras de la familia Antebi, para dar solución a la ocupación irregular de las mismas y al mismo tiempo capitalizar al ente. Así lo informaron a este diario miembros de la Junta Asesora y de Control del ente rural.

Precisamente, el tema fue analizado en la primera reunión de ese consejo asesor y de control del ente de la actual administración el pasado martes. Esto, tras al menos dos fracasos en la intención de creación de leyes que tenían objetivos similares; una, vetada por el Gobierno de Horacio Cartes en junio de 2016 y la última, rechazada en el Senado, el 5 de marzo de este año.

Según el análisis, en el 2020 se cumplen 24 años desde que unos 20 “ganaderos” se establecieron en forma irregular en unas 79.096 hectáreas, del total de 224.000 hectáreas expropiadas por el Estado paraguayo en 1995, para la reforma agraria, a la firma Comercial e Inmobiliaria Paraguayo Argentina SA (Cipasa), de la familia Antebi.

La Ley N° 517/95, de la expropiación de las tierras de los Antebi, solo se usó un 19% para colonias campesinas, es decir unas 42.945 hectáreas fueron adjudicadas a productores campesinos, aunque gran cantidad de los mismos abandonaron su lotes por falta de infraestructura; a su vez. Otras 103.018 hectáreas fueron declaradas reserva natural.

Los datos del año 2019 señalan que por las tierras de Cipasa se adeudarían todavía unos G. 23.000 millones (US$ 3,6 millones) en concepto de intereses y que el Estado ya pagó unos US$ 75 millones.

Según los datos, el Indert tiene una multimillonaria deuda por tierras adquiridas y expropiadas y/o ocupadas por campesinos, y una forma de obtener recursos para saldar dichos compromisos podría ser el vender las tierras de Antebi Cue a los ocupantes, a los precios que correspondan.

Sin embargo, por otro lado se debe considerar que varios sectores políticos consideran que dicha propuesta pretende dar legalidad a ocupaciones irregulares entre los que están políticos e incluso narcotraficantes.

Específicamente, el senador Juan Bartolomé “Ancho” Ramírez, opinó recientemente que los verdaderos dueños de las propiedades se escudan en prestanombres paraguayos.

Fuente -> http://www.abc.com.py