La estimulación anal, más placentera que la del pene

0
18

Ahora se sabe que ambas acepciones son anatómicamente incorrectas, pero son ampliamente utilizadas. Por ejemplo, el ‘punto G’ femenino no es más que la zona más cercana al clítoris, que conecta desde el interior de la vagina.

Respecto a la estimulación de la próstata, algunos tienen erecciones durante su estimulación mientras que otros, no. Un número considerable de hombres manifestó episodios extremos de sacudidas antes de que ocurrieran los orgasmos inducidos, y cuando lo hacen son más agradables que los obtenidos mediante la estimulación del pene.

Sin embargo, no está claro el mecanismo exacto del placer anal. Algunos investigadores proponen que el la clave está en los nervios que pasan a lo largo de la superficie de la glándula (plexo prostático); otros, sugieren que se el placer se origina de la los nervios de la próstata misma.

Mientras, otros hablan sobre de ‘cableado’ del cerebro necesario para apreciar los efectos de la estimulación del órgano; es decir, que gracias a la plasticidad neuronal, el cerebro se adaptaría para experimentar las sensaciones de placer de esta zona.

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es