La danza tomó impulso en 2020 – Espectáculos

0
15

La danza supo seguir transformando los movimientos en mensajes. Si bien muchas compañías no pudieron desarrollar sus temporadas en escena, aprovecharon el confinamiento y se valieron de la tecnología para seguir contribuyendo con propuestas de diversos estilos. También se generaron importantes conexiones gracias a la virtualidad.

02 de enero de 2021 – 01:00

Este arte en movimiento convivió con la estática a inicios de la cuarentena total, pero como para los bailarines el movimiento es su lenguaje, estos intérpretes y creadores tomaron vivencias personales y las tradujeron en obras. También se dieron la oportunidad de crear diálogo entre actores de diferentes latitudes para pensar a la escena de la danza nacional y regional.

La videodanza, que aún no tenía demasiada presencia en nuestro país, cobró un protagonismo importante al ser la forma en que varias compañías pudieron presentar nuevas obras como también para dar continuidad a eventos específicos como por ejemplo la 19ª edición de Crear en Libertad que tuvo como lema “Abrazos posibles”. Este encuentro internacional de danza y artes contemporáneas se desarrolló del 27 al 31 de octubre, que además de estrenos de obras también ofreció charlas y talleres de formación.

La Cía. Danza Bethania Joaquinho, además de subir a YouTube obras estrenadas el año pasado, estrenó el “Ciclo de Creación II”, un conjunto de obras creadas por sus integrantes. Por su parte, el Ballet Nacional del Paraguay participó virtualmente del Festival Internacional de Danza Contemporánea de Santa Cruz de la Sierra en un conversatorio sobre la obra estrenada el año pasado “Bienvenidos al jardín del Pantanal”, que también fue transmitida en dicho evento; y del 10º Encuentro de Países Bolivarianos y del Caribe, con “La última letra”, que también se mostró en más acontecimientos virtuales. Asimismo, el Ballet Folclórico Nacional estuvo presente, streaming mediante, en el Festival Folclórico Internacional Tigre 2020, de Argentina.

Algo generado también dentro de este contexto y de la necesidad de establecer vínculos y sumar aprendizajes fue “Movimiento Danza”, un espacio que utilizó las redes sociales para ofrecer diálogos sobre danza y políticas públicas, sobre el estado de las compañías de danzas del país, acerca de legislación para las artes escénicas, como también talleres de formación, y mucho más.

Entre la enseñanza y la diversión, el estudio de danzas Art District, que ofrece clases de diferentes estilos de baile, lanzó su plataforma Art District TV donde pagando una suscripción la gente puede aprender coreografías de la mano de un gran número de docentes. En esa misma rama, muchos bailarines y profesores se volcaron también a la enseñanza a través de plataformas como Zoom.

También se realizó el XI Festival Internacional de Artes Escénicas Contemporáneas Syry, de manera íntegramente virtual y con invitados extranjeros, presentándose 24 obras de profesionales y nuevos talentos, como también talleres y charlas. Tuvo lugar además “Redibujate”, ciclo virtual organizado por Amarbailar, con talleres impartidos por instructores nacionales e internacionales. En esa misma línea el Ballet Nacional del Paraguay llevó adelante el ciclo “Danza Joven”.

El elenco de danzas folklóricas “Origen Guaraní” de Asunción, dirigido por la profesora Lizza Jara, fue seleccionado para participar del evento virtual Festival Mundial del Folklore UNT – CIOFF Perú e incluso conquistó un premio en dicha ocasión. Por otro lado, el Ballet Folclórico Municipal cumplió 50 años de trayectoria y realizó un evento virtual en el que exintegrantes ofrecieron testimonios. En tanto se pudieron ver videos con presentaciones anteriores del grupo en varios escenarios.

A inicios de 2020, la plataforma de difusión y producción artística LaRonda presentó al arquitecto, coreógrafo, bailarín y profesor argentino Martín Piliponsky, quien dictó talleres sobre improvisación en la danza contemporánea. Una visita ilustre que se tuvo a comienzo de año, antes del encierro, fue la del docente y coreógrafo argentino Julio Bocca, quien vino a impartir clases a jóvenes estudiantes y profesionales del Ballet Clásico Moderno Municipal. También llegaron maestros como Rolando Candia y Mayda Rivero. Dicha compañía, a pesar de la pandemia, ensayó todo el año tomando los cuidados sanitarios necesarios. Además, presentaron la puesta virtual “Ventana Abierta”, junto con la Compañía de Danza de Pantanal.

Entre muchas otras actividades, el Elenco Alas Abiertas presentó “Discapacidad y Medioambiente2, el resultado de un trabajo de residencia artística que congregó a personas con y sin discapacidad para explorar los lenguajes de la danza contemporánea. Estos son solo algunos de los logros de la danza en un año marcado por la incertidumbre, pero significaron semillas sembradas y el impulso en un momento en que más que nunca se necesitan de estas expresiones de abordajes tan diversos.

Fuente -> http://www.abc.com.py