La Corte mantendría inconstitucional Consejo que cuesta G. 2.600 millones – Nacionales

0
37

Un encendido debate entre los ministros se registró en la plenaria de la Corte del miércoles pasado, cuando se trató la supresión o no del criticado Consejo de Administración Judicial, CAJ. Un grupo defendió la permanencia del referido órgano, mientras que otro cuestionó su propia constitucionalidad, la duplicación de funciones y excesivo costo de la misma, para un trabajo igual al que hacen otras direcciones.

El ministro Luis María Benítez Riera fue el que más defendió la permanencia del CAJ y aseguró que no hay delegación de responsabilidad de parte de los ministros a los consejeros, lo cual está prohibido por Constitución.

Dijo que cuando el citado órgano “estuvo en su plenitud”, los ministros pudieron dictar más fallos, ya que se desligaron de las cuestiones administrativa. Pidió considerar una nota de Usaid/Paraguay, en donde se propone, entre otras cosas, una reorganización del CAJ.

La postura de Benítez Riera fue respaldada por su colega Carolina Llanes, quien señaló que si desaparece el CAJ se atentaría contra la transparencia en el Poder Judicial. Añadió que su implementación fue un avance.

El presidente de la Corte, Alberto Martínez Simón, apoyó la “reorganización” del Consejo, con lo cual se sumó a sus colegas Llanes y Benítez Riera. Dijo que los consejeros son muy buenas personas y que trabaja bien con ellos en su presidencia.

Alguno ministros aclararon que nadie critica a los consejeros como personas, sino al órgano creado por acordada.

El ministro César Diesel refirió que está de acuerdo con una “reorganización”. Aclaró que no conoce muy bien lo referente al Consejo de Administración Judicial, ya que hace poco fue designado en la Corte.

Por su parte, el doctor Eugenio Jiménez Rolón, manifestó que tiene dudas sobre la constitucionalidad o no del CAJ, atendiendo lo que establece el artículo 259 de la Carta Magna que hace referencia a los deberes y atribuciones de la Corte. Añadió que durante su presidencia, que fue el año pasado, tuvo que realizar modificaciones para agilizar los procesos administrativos.

El ministro Manuel Ramírez, fue contundente al señalar su postura por la supresión del Consejo. Incluso leyó un proyecto de acordada, que según dijo, le pasó el ministro Antonio Fretes, para dejar sin efecto el CAJ. Resaltó la duplicación de funciones con otras direcciones del Poder Judicial, como la Dirección General de Administración y Finanzas, Dirección Financiera, Dirección Administrativa, etc.

El ministro César Garay, al igual que Ramírez Candia, fue muy claro en su postura. Para el alto magistrado, el CAJ es inconstitucional en ilegal. Afirmó que ni siquiera se puedan pensar su creación por ley, sino mediante una reforma constitucional.

La ministra Gladys Bareiro de Módica, apuntó que entregó a todos sus colegas por escrito el dictamen que elaboró respecto al CAJ.

El ministro Antonio Fretes puso “paño frío”, al caldeado debate y pidió que se cierre el mismo, ya que no se iba a votar aún, pero que sus colegas ya estaban revelando su postura. Sin embargo, pese a esta solicitud, luego siguieron hablando Benítez Riera, Ramírez Candia y Garay, para defender su posturas.

Al parecer algunos ministros, que desde hace rato estaban de acuerdo con la eliminación del Consejo de Administración habrían cambiado su postura.

Según fuentes, al comienzo entre seis o siete ministros habrían estado de acuerdo con suprimir el CAJ, pero después de la nota de Usaid variaron de posición.

El Consejo de Administración Judicial fue muy criticado desde su propia creación, ya que la misma se dio por una acordada, que solo fue firmada por cinco de los nueve ministros de la Corte.

La postura del ministro Garay, de que el CAJ es inconstitucional la compartimos plenamente.

[email protected]

Fuente -> http://www.abc.com.py