Jueza excluye a los padres de Rodrigo Quintana del proceso – Nacionales

0
15

La jueza Hilda Benítez Vallejo apartó a los padres del dirigente liberal Rodrigo Quintana del caso que investiga su muerte y ahora solo quedó como querellante la madre de su hija. El joven fue asesinado en la sede de su partido por policías antidisturbios durante la revuelta que se generó en contra de la pretensión reeleccionista del entonces presidente Horacio Cartes.

06 de noviembre de 2020 – 11:43

Este viernes, la magistrada Hilda Benítez resolvió excluir la querella adhesiva representada por los abogados Guillermo Duarte Cacavelos y Santiago Lovera, quienes representan a los padres de Rodrigo Quintana. De esta manera, queda como querellante solo Leticia Redes, madre de la hija del fallecido. La magistrada afirmó que no pueden existir dos querellas adhesivas por una sola víctima, informó el periodista de ABC Carlos Ortega.

Lea más: Una vez más, suspenden audiencia para suboficial Gustavo Florentín

A su vez, el abogado Guillermo Duarte aseguró en contacto con ABC que apelará la decisión de la jueza. Cabe señalar que la audiencia preliminar para el suboficial Gustavo Florentín, quien es el único acusado de ser el autor del disparo que terminó con la vida de Quintana, ya se suspendió en varias ocasiones.

Ahora, la diligencia está fijada para el 24 de noviembre, en la cual se resolverá si el caso es elevado o no a juicio oral y público. Justamente en la última ocasión, el 27 de octubre, la audiencia fue suspendida a causa de Leticia Redes, quien recusó a los fiscales Marlene González y Hernán Galeano.

Nota relacionada: Postergan audiencia preliminar por crimen de Rodrigo Quintana

Duarte Cacavelos había resaltado que la otra querella por parte de Leticia Redes presenta una inconducta procesal, en atención a que fue ella misma quien a través de una serie de acciones trabó el avance del proceso, a más de tres años de lo ocurrido.

Rodrigo Quintana fue asesinado la madrugada del 1 de abril de 2017, luego de los disturbios que se produjeron en el centro y que terminaron con la quema del Congreso Nacional. Todas estas situaciones se dieron en el marco de protestas contra la enmienda constitucional que pretendía el entonces presidente de la República, Horacio Cartes, que buscaba ser reelegido.

Lea más: En sesión paralela, aprueban proyecto de enmienda

El crimen de Quintana se produjo en la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), ubicada sobre la calle Iturbe de Asunción. La Policía Antidisturbios irrumpió en el local partidario y disparó de espaldas a Rodrigo Quintana, mientras este corría para resguardarse.

Si bien Gustavo Florentín es quien supuestamente disparó contra el ahora fallecido, a lo largo de estos años la principal pregunta fue quién cambió los balines de goma por balas de plomo, ya que estas últimas no son utilizadas para buscar el orden en las manifestaciones, además de quién dio la orden de atropellar la sede del partido opositor y disparar.

Lea también: A tres años del 31-M, varios siguen impunes y Rodrigo Quintana sigue sin recibir justicia

Sin embargo, la Fiscalía en ese entonces se negó a hacer el cruce de llamadas para llegar hasta la persona que ordenó la violenta actuación de los antidisturbios, quienes ingresaron a una propiedad privada y tiraron al piso a todos los presentes, además de realizar disparos y evitar que Quintana sea auxiliado. Por todos los motivos expresados, el abogado Duarte Cacavelos había expresado que el caso debía volver a la Fiscalía General, para que el Ministerio Público averigüe quién dio la orden.

Fuente -> http://www.abc.com.py