Juez levanta arbitraria orden de detención contra los Kim

0
94

El juez penal de garantías Amílcar Marecos solicitó la eximición de la orden de detención a favor de Seong Kyun Kim (Alfredo) y los miembros de su familia, determinación que ofrece exigua tranquilidad a los afectados. El oficio nº 57, de fecha 9 de enero del 2020, mediante resolución nº 4 del juzgado de garantías en lo penal, enviada al director de Policía del departamento, hace lugar a la eximición de la orden de detención en contra del ciudadano Kim y su familia.

Copia de la resolución del Ministerio Público por la cual se le nombró a la fiscal Stella Mary Cano de Asunción para investigar el caso ocurrido en Ciudad del Este.

Buscando
justicia, la familia Kim inició el proceso contra el Martín Choi luego del
suceso del pasado 18 de agosto del año pasado, cuando el mismo, arma de fuego
en mano, amenazó a toda la familia y extraños presentes con intención de asesinarlos.
En este proceso de búsqueda de justicia y verdad que estaba siendo respondida el
fiscal Manuel Rojas, quien desde el primer momento, tomó el caso con absoluta
seriedad y pericia, comprendiendo que era importante hacer una exhaustiva
investigación de los hechos.

Las cosas se
complicaron cuando el victimario Martin Choi decidió querellar a los Kim por
intento de homicidio doloso, acusándolos falsamente de supuestas lesiones.
Desde entonces, Choi con sus abogados han buscado obstaculizar las
investigaciones y finalmente lo consiguieron cuando la agente fiscal Stella
Mary Cano es asignada al caso y decreta orden de detención y formula imputación
contra varios miembros de la familia Kim por los hechos punibles de homicidio
doloso en grado de tentativa y lesión grave, sin contar con base en la carpeta
fiscal, además de desconocer elementos vitales del caso.

LLAMATIVO ACTUAR

La agente fiscal
Stella Mary Cano fue asignada por resolución de la Fiscalía General del Estado
el 30 de diciembre e inmediatamente, al finalizar el  año 2019, decretó la orden de detención y
formuló imputación contra los Kim, a pesar de que los mismos son las verdaderas
víctimas. Lo más sorprendente es que tomó esta determinación con una rapidez
pocas veces vista, y peor aún sin siquiera tener conocimiento de los hechos en
la causa, ya que solamente el 6 de enero del 2020, la fiscal Cano solicitó el
acta de reconstrucción de los hechos a su colega Manuel Rojas.

Como si no fuera
poco, el caso merece serias críticas y la decisión de designar una agente
fiscal sustrayendo la causa de su ámbito territorial natural, donde estaba
siendo investigado de forma correcta y por un fiscal que no recibió
cuestionamiento alguno por ninguna de las partes. Para finalizar los errores y
extraños descuidos, se dejó de lado datos importantes aportados en vitales
diligencias de expertos, como lo son, por ejemplo, las conclusiones de la junta
médica en las que se desvirtúan absolutamente los presupuestos del artículo 112
del Código Penal respecto a lesión grave que coinciden con las conclusiones
anteriormente esgrimidas por el Dr. Carlos Alberto Silvero, médico forense del
Ministerio Público, a lo que se suma que ambas carpetas fiscales, la 11.107 y
11.108, estaban en poder de la fiscal, siendo que en unas de ellas, la primera
citada, Martín Choi fue quien ha resultado imputado justamente por ser el único
que en la escena de los hechos ha concurrido con un arma de fuego.

Es lamentable
que toda una familia deba estar atravesando por estas injurias de la forma en
que lo fueron, es más lo hicieron en fechas claves, en este momento recibieron
un alivio y esperan que el Ministerio Público pueda reencauzar su camino, conforme
con lo explicado por los abogados.

Fuente -> http://www.laclave.com.py