Jóvenes insisten en que se necesita voluntad política – Nacionales

0
38

Ayer, cerca del mediodía, el Ministerio de Desarrollo Social hizo entrega de 713 kilos de alimentos no perecederos a la organización JuvenSur que vienen sosteniendo junto a la Campaña Abriguemos la olla popular en la comunidad San Blas del Bañado Sur.

Entregaron: 14 cajas de 1 litro de leche, 15 paquetes de 5 kilos de fideo, 6 bidones de 5 litros de aceite, 10 bolsas de 5 kilos de arroz, 145 bolsas de 1 kilo de poroto, 40 bolsas de 2 kilos de yerba, y 165 bolsas de 1 kilo de locro.

El director del programa de Apoyo a Comedores Comunitarios el Lic. Óscar Acosta se hizo presente en la entrega de los alimentos no perecederos, dijo que a raíz de esta pandemia se terminó todo el presupuesto 2020 y que por eso muchos productos no pudieron traer. “Hicimos ahora una reprogramación en el Ministerio y a partir de mañana volvemos hacer los pedidos. Nos dieron G. 1.000 millones para todo el país. Ahora en el Poder Legislativo se está tratando una ampliación de nuestro presupuesto en conjunto con la SEN. Para el Ministerio de Desarrollo serían G. 10.000 millones específicamente para el programa de comedores comunitarios y vamos a apoyar a través de eso a las ollas populares. Asistimos cerca de 50 mil personas desde marzo hasta hoy. Lo que sí estamos habilitados en nuestro presupuesto y lo que nosotros estamos ya asignados a comprar, son productos no perecederos. No creo que se pueda dar carne porque no se tienen las condiciones adecuadas para transportar”.

Además, mencionó Óscar Acosta que lo que tienen es carne de soja para suplir la proteína roja y que también tienen previsto agregar entre sus productos no perecederos almidón y harina de maíz.

Para la entrega de carne pueden alquilar camiones frigoríficos

Paulo Cosetti, dirigente de la Campaña Abriguemos recalcó que los alimentos no perecederos son para aguantar el hambre, es comida insípida. “No es un alimento completo que necesita la gente para alimentarse dignamente. Necesitamos que la gente tenga todos los elementos para poder seguir cocinando, no se puede cocinar un mbeju sin queso, una sopa paraguaya sin huevo y queso. Si la excusa es que no se puede romper esa cadena de frío para la carne y el queso entonces pueden alquilar los camiones frigoríficos”.

“Hay muchos empresarios ganaderos que podrían solidarizarse con la entrega de carne. Creemos que es una cuestión solamente de voluntad política y hasta no existe esa voluntad. Estamos en pleno tratamiento de un proyecto de ley que cuenta con media sanción en Senadores, necesitamos que se tomen en cuenta nuestros reclamos. Ojalá que realmente mejore la calidad de alimentos e incluir queso, huevo, verduras, carne y pollo, que son muy importantes para la buena alimentación. Acá se está hablando de personas, de jóvenes, niños y ancianos. Tiene que ser una prioridad del Estado paraguayo asistir en pandemia a la gente que mas necesita”, recalcó Cosetti.

En la Cámara de Diputados se hacen los “ñembotavy”

El dirigente Luis Narvaja de JuvenSur, señaló que “si el Ministerio de Desarrollo o la SEN no cuentan con la capacidad logística de refrigerar alimentos es un problema de ellos, que deberían solucionar o que hagan vales”. “Ese problema ya no es asunto del pueblo. Así como Pytyvõ, que teníamos que comprar en los supermercados, que nos entreguen vales a las ollas para que vayamos a comprar la cantidad necesaria para cocinar. Hay cuestiones prácticas y nos parece que depende mucho de la voluntad política de aquellos que hoy están dirigiendo nuestro país en estos momentos de crisis y pandemia. Y nos parece que son muy ñembotavy los legisladores en la Cámara de Diputados que ni siquiera mencionan el tratamiento del proyecto de ley de ollas que es urgente para que mucha gente no siga pasando hambre. Hoy las ollas son sostenidas con la solidaridad del pueblo. Los ministerios involucrados también tienen que plantear ideas y buscar soluciones”.

Fuente -> http://www.abc.com.py