Ipu Paraguay: sueños en grande

0
12

Empezó como un trabajo final del Conservatorio Nacional de Música y terminó siendo una orquesta profesional que hoy cumple diez años. Germán Recalde, actual presidente, y quien también fue su director, rememoró el camino que recorrieron. En la actualidad son cerca de 50 jóvenes músicos que pueden tener en esta orquesta la experiencia de estrenar sus obras, ser intérpretes o dirigir a un nivel profesional.

Motivados por el profesor Víctor Martínez, quien como parte de su cátedra “ritmo y forma” los desafiaba a componer sus propias guaranias o polcas, Germán Recalde junto con Julio Franco pensaron que eso no debía quedar solo en el salón de clases. Así surgió primero un festival llamado Ipu Paraguay, con el que tocaron en el Banco Central del Paraguay. “Imaginate que era un teatro lleno y eran nueve obras las que se estrenaron, de la nada, siendo que no se componía casi nada. Fue una locura”, recordó Germán sobre aquel concierto.

“Quedamos tan entusiasmados que dijimos que hacía falta un espacio para que jóvenes puedan acceder a estrenar sus obras y también practicar ya sea como intérpretes, solistas o directores de orquesta”, mencionó. Asimismo, tuvieron la visión de que sea un espacio que “pertenezca a todos”, donde no solo “sea el director el que mandara”. Con esos ideales nació la Orquesta Filarmónica Ipu Paraguay, que cuenta con personería jurídica, estatutos oficiales, organigrama y funciones claras para cada miembro, desde un equipo de marketing, hasta la dirección general o artística.

“Éramos conscientes de que los proyectos siempre fenecen, sin embargo, lo que quedan son las instituciones”, observó Recalde, y ese fue el motivo por el cual decidieron conformar la organización de forma seria. Con apoyo de algunas personas, como la familia Verón, a la que agradeció, fueron comprando sus cosas y hoy día ya poseen sus propios elementos. “Tenemos gente verdaderamente comprometida. Por ejemplo todos votan y ningún cargo es impuesto. Se hace una asamblea y buscamos la alternancia en los cargos musicales porque eso da riqueza a una orquesta. Ya que un director que se queda 15 a 20 años en un organismo es lo peor que le puede pasar a una orquesta, porque no crece”, señaló.

“Apuntamos alto desde nuestro inicios”, dijo, y según recordó su debut importante fue en los festejos por el Bicentenario. Tuvieron la oportunidad de reestrenar la ópera “Juana María de Lara”, de Florentín Giménez, con todos los desafíos que significaba rescatar la obra que data de 1987. “Desde esa vez dijimos que la calidad siempre tiene que ser buena”, afirmó y desde esa vez es su constante.

Como parte del aprendizaje, Ipu Paraguay tiene también su programa de radio todos los domingos en Radio Nacional del Paraguay, a las 15:30. Allí tienen invitados de todas las áreas culturales con quienes hablan sobre sus especialidades. Además, otro proyecto a futuro que Germán destacó es el de crear una orquesta para músicos con capacidades diferentes, inspirados en la fallecida violinista Lucrecia Taglioretti. “Tendrá una función social muy interesante”, argumentó Recalde, afirmando que el proyecto se encuentra encaminado.

Asimismo, reconoció que otro de sus pilares es el de promover la composición y también la generación de instrumentistas de viento. “Hay muchísimos chicos que estudian y dejan por el camino, porque no hay otro lugar profesional donde tocar aparte de la Banda de Policías”, afirmó. En ese sentido Ipu Paraguay también quiere contemplar la creación de una banda y un coro.

“No nos cerramos a nada. Ahora estamos apostando a la música más moderna, más contemporánea”, aseguró. En dicha línea recordó que el año pasado dieron un concierto en el auditorio de la Parroquia María Auxiliadora, donde la compositora y percusionista Asunción Cantero estrenó su obra “Oxímoron”, entre otras obras de otras autoras. “Hubo muy buen retorno del público porque se llenaron los dos conciertos hicimos e incluso llamaron de otros países a felicitarnos”. El entusiasmo que les dio ese recital, les tiene proyectando otro concierto a nivel Latinoamérica, para promover la composición de las mujeres. “A nivel Latinoamericano increíblemente las mujeres no tienen espacios. Pensamos también así en la política de la inclusión, y esa falta de espacios es un problema regional. Hay que cambiar ese paradigma”, remarcó.

También planean realizar a fin de año un concierto de celebración, con público reducido, y también un homenaje a Beethoven por su aniversario número 250 de nacimiento. Además, ya están viendo la posibilidad de contar con su local propio.

“Hemos crecido muchísimo”, reconoció el músico y director, quien dijo notar el recorrido siempre para adelante de todos los músicos que integran la orquesta. No obstante, confirmó que el hecho de ser músico o director “es un aprendizaje constante”. “Nos seguimos formando, porque tanto en la dirección orquestal al igual que la composición el oficio se aprende por el camino. Tenés la técnica, podés dominar la teoría, pero hay cosas que se aprenden en la cancha. Cuando te paras frente a una orquesta si no tenés personalidad o seguridad, te comen vivo”, reconoció.

Finalmente, mencionó que está “feliz” y “conforme” porque hoy por hoy “la orquesta ya marcha sola”. “Nos llevó todos estos años tener esta cultura de empoderamiento, y hoy so los chicos los dueños de su orquesta y eso es genial. Hay muchos incluso logrando becas gracias a que son parte de una orquesta. Ahora estamos avanzando a pasos agigantados”, cerró.

Fuente -> http://www.abc.com.py