Investigan falla del avión sobre Denver – Mundo

0
22

NUEVA YORK (AFP). La “fatiga del metal” es ahora la pista más analizada por las autoridades para explicar el incidente ocurrido el sábado en un vuelo de United Airlines, sobre Denver, Estados Unidos, que condujo a la inmovilización de parte de la flota mundial de los Boeing 777.

24 de febrero de 2021 – 01:00

Un Boeing 777-220 de la compañía estadounidense United Airlines que acababa de despegar ese día de Denver (Colorado) hacia Honolulu (Hawái) con 231 pasajeros y 10 tripulantes sufrió el incendio del motor derecho, y los pilotos debieron efectuar un retorno de emergencia.

La aeronave consiguió dar la vuelta y aterrizar en el aeropuerto, pero piezas metálicas del fuselaje cayeron sobre una zona residencial de los suburbios de Denver. Nadie resultó herido.

El fabricante de aviones estadounidense recomendó la noche del domingo la suspensión de vuelos de los 128 aviones en todo el mundo equipados con un motor similar, y un portavoz confirmó a AFP el lunes que todos habían sido inmovilizados.

En Estados Unidos, la Administración Federal de Aviación (FAA) ordenó inspecciones adicionales en estos Boeing 777 con motor Pratt & Whitney, y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) también está investigando el “incidente”.

“Un examen preliminar en el lugar indica daños compatibles con una fatiga del metal”, un proceso de degeneración del material, dijo el lunes el presidente de la NTSB, Robert Sumwalt, en una conferencia de prensa.

También confirmó que dos de los álabes de un compresor estaban dañadas. Uno de ellos fue hallado en una cancha de fútbol, el otro quedó atascado en el motor.

Los funcionarios de la FAA se reunieron con representantes de Boeing y de Pratt & Whitney el domingo por la noche. El fabricante de motores estadounidense dijo que estaba cooperando con la NTSB y “continuará trabajando para garantizar el funcionamiento seguro de la flota”.

United Airlines decidió retirar la aeronave de su programa de vuelo y analizará con los reguladores los próximos pasos a dar.

El incidente supone un nuevo revés para el fabricante de aviones, que apenas se recupera de la crisis del 737 MAX, su avión insignia que quedó en tierra en mayo de 2019 tras dos accidentes muy seguidos, que dejaron 346 muertos.

Después de casi dos años de prohibición, una modificación del software de control de vuelo y la implementación de nuevos protocolos de entrenamiento de pilotos, el 737 MAX fue autorizado nuevamente para volar.

Fuente -> http://www.abc.com.py