Investigación sobre contrabando de Dalia López, a pasos de tortuga

0
30

Camión retenido a principios de este mes.

MINGA GUAZU. Mientras la empresaria Dalia López permanece prófuga de la justicia (cuenta con orden de captura nacional e internacional), el caso sobre el camión retenido a principios de este mes está avanzando “a pasos de tortuga”, lamentaron fuentes judiciales, que temen que el caso vaya camino al “oparei”. En tanto, desde la Fiscalía indicaron que los informes periciales “demoran su tiempo”, pero aseguraron que la causa está siendo tramitada correctamente y que no hay atrasos considerables. Se aguarda la imputación de la principal implicada y de su esposo, entre otros.

Cabe recordar que el cargamento había sido retenido a principios de este mes ante la presunción de tratarse de mercadería pirata y, además, contrabandeada. La carga es propiedad de la importadora Income Company, vinculada a la empresaria Dalia López, acusada de lavado de dinero, asociación criminal, producción de documentos no auténticos, entre otros delitos. También su esposo, Luis Alberto Gauto, figura como accionista, por lo cual ambos podrían ser imputados en la causa.

La mercadería fue descargada en el aeropuerto Silvio Pettirossi y en la Aduana Caacupemí; tenía como destino Ciudad del Este. Con la carga fueron detenidos el conductor del camión, Juan Carlos Brítez Morel (35), quien circulaba escoltado por una camioneta Toyota Hilux color blanco chapa BTG 934 en la que transitaban fuertemente armados Juan Daniel Chávez Rodríguez (22) y Hugo Francisco González Villán (29), actuando de custodios de la carga. De acuerdo a los datos, los mismos son sobrinos de la empresaria prófuga, lo cual fortalece aún más la vinculación de la mujer con este esquema.

Otro de los hechos que relaciona a Dalia López con el caso es que la camioneta en que circulaban los guardias está a nombre de Héctor Ramón Estanislao D’Ecclesiis Ferreira, expareja de la empresaria prófuga de la justicia. También aparece en escena el abogado de Dalia, Marcos Estigarribia, quien igualmente escoltaba la carga, a una prudencial distancia, y rápidamente intervino, cuando el camión fue atajado por efectivos policiales y fiscales. El mismo reconoció que la empresa transportadora Permanent Oriental Holding, propiedad de la empresaria, se encargó del flete de la mercadería, pero negó que la mujer esté involucrada con la importadora income company, algo que la Fiscalía espera desentrañar con el paso de la investigación.

Lo que sí ya se confirmó es que hay diferencia entre lo declarado y lo encontrado en el camión. En ese sentido, declararon solo 100 baterías sin marca, pero en realidad había 1000 baterías con marca, distribuidas en distintos paquetes de otros productos, indicaron las fuentes.

También se encontraron piezas de celulares sin marca, pero que serían réplicas de afamadas marcas. El informe de la pericia oficial aún no está listo, pero quedan pocas dudas de que se trata de material “pirata”, al cual luego se le coloca los logotipos de las marcas y se venden como “originales” en el microcentro de CDE. Asimismo, se aguardan informes de Aduanas y la Secretaría de Estado de Tributación SET, a fin de determinar el monto de la evasión, que ascendería a una suma millonaria.

Existen presunciones de que Dalia López y su organización manejan todo un “esquema” de abastecimiento de productos falsificados, contrabandeados y que son ingresados a CDE, para su comercialización. La “empresaria” ganó fama tras estallar el caso del exfutbolista brasileño Ronaldinho. La mujer fue sindicada por el empresario de Ronaldinho como la persona que les facilitó los documentos de contenido falso para ingresar al país con el ídolo del fútbol. Además existen fuertes sospechas que la mujer prófuga está vinculada al lavado de dinero en gran escala, inclusive se la vincula al caso “Lava Jato” del Brasil. Al decir del abogado de la misma, López no se entrega por “falta de garantías” de parte del Ministerio Público del Paraguay.

Fuente -> http://www.laclave.com.py