Intermediario de la Iglesia católica pide respuestas a secuestradores – Nacionales

0
30

Pablo Cáceres, vicario de Concepción, confirmó que el pasado 24 de diciembre recibió el aval de la Iglesia católica paraguaya y del Vaticano para encabezar las negociaciones para liberar a Edelio Morínigo, Félix Urbieta y Óscar Denis, secuestrados por el EPP. La intención es que se los libere a los tres, dijo el sacerdote, o que al menos “por misericordia” digan dónde están sus restos, en el caso de que hayan fallecido.

27 de diciembre de 2020 – 21:36

Cáceres conversó este domingo con ABC y explicó que ahora se “formalizó” el proceso a través del cual la Iglesia católica paraguaya se inmiscuirá en las negociaciones para tratar de liberar a los tres secuestrados por el grupo criminal EPP.

El cura explicó que apelarán a la “misericordia” de quienes forman parte de este grupo, como también de sus familiares. Contó que ya hubo contacto con algunos parientes de los miembros del EPP y precisó que la recepción fue, en principio, buena.

“Todos tenemos en el fondo del corazón una aproximación a la misericordia. Algunos nos reciben bien, podemos hablar bien pese a que no estamos de acuerdo. No podemos decir que va a ser exitoso, pero estamos animados. Hablamos con Carmen Villalba, una de las componentes, nos recibió bien. Ella nos dijo que no podía interceder con eso (el caso Denis)”, indicó Cáceres.

El sacerdote dijo que esperan cualquier tipo de respuestas que permitan conocer dónde están los secuestrados y que, en el caso de un desenlace fatal, saber al menos dónde están los restos.

“Si ya murieron que nos digan dónde están los huesos, los restos (…)”, detalló y precisó que a quienes contacta para tratar de intermediar “le encara” pidiéndoles pruebas de vida y comunicación con los responsables del secuestro. “Estamos buscando cercanía con allegados, primas, hermanos (de los integrantes del EPP)”, contó.

Consultado sobre cuál es su opinión sobre la versión que supuestamente él simpatiza con el EPP, respondió que no y dijo que, para él, se trata de “un grupo criminal”.

“En lenguaje muchas veces nosotros coincidimos, o ellos usan nuestro lenguaje (…) por eso la confusión. Estamos en contra de la deforestación, de la frontera sojera que llega a Concepción, por eso hay una confusión. Realmente no estamos de acuerdo con la violencia que ejercen”, expresó Cáceres, quien también reprochó los abusos que cometen los agentes de la FTC, una situación que él ya denunció, dijo. “Falta mucho trabajo de inteligencia”, finalizó.

Fuente -> http://www.abc.com.py