Intendente y obreros casi llegan a los golpes en el templo de Yaguarón – Nacionales

0
19

El intendente de Yaguarón, Luis Rodríguez (PLRA), y trabajadores de la empresa Barrail Hermanos SA protagonizaron el martes último un altercado que casi llega a los golpes dentro del templo San Buenaventura. El incidente comenzó luego de que el jefe comunal solicitará a los obreros la paralización de los trabajos de restauración porla falta de un protocolo de intervención.

15 de octubre de 2020 – 01:00

YAGUARÓN (Emilce Ramírez, de nuestra redacción regional). El intendente local, Luis Rodríguez (PLRA), llegó el martes último al templo San Buenaventura de esta ciudad para hacer llegar al representante legal de la empresa Barrail Hermanos, Guillermo Barrail, una nota en la cual pedía abandonar la restauración de la iglesia debido a la falta de un protocolo de intervención aprobado por la Secretaría Nacional de Cultura (SNC). Sin embargo, los trabajadores no quisieron acatar la disposición, según denunció el jefe comunal.

Rodríguez relató que debido a que los trabajos no tenían un protocolo de intervención decidió cortar el candado e ingresó hasta el interior de la sacristía. Este sector del templo es el que debe ser refaccionado y puesto en valor por la firma contratista, según el contrato.

El intendente señaló que cuando solicitó explicaciones a los obreros comenzó una acalorada discusión y forcejeos, ínterin en que incluso cayó al piso sufriendo laceraciones en el brazo izquierdo. Indicó que presentó una denuncia en la comisaría jurisdiccional por agresión física.

Contradenuncia

El jefe de obras del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Jorge Landó, también denunció en la comisaría local al jefe comunal por amenaza. El funcionario relató que el intendente, en compañía de cuatro guardias de seguridad, llegó al templo con una nota con membrete de la Municipalidad, en la cual solicitan el abandono inmediato el lugar.

Landó expresó que cuando intentó hablar con el ejecutivo municipal, este no le permitió y se dirigió hacia la zona donde los trabajadores de la empresa estaban realizando la tarea de inventario de las piezas de madera policromada del cielo raso de la sacristía.

Indicó que la empresa contratista tiene autorización de la SNC para realizar dicho trabajo, según resolución N° 552 firmada por el ministro Rubén Capdevila y otra firmada por el director de Obras del MOPC, arquitecto José Kronawetter.

Agregó en su denuncia que uno de los trabajadores, Aldo de Araujo, le pidió al intendente tiempo para poder guardar las cosas, pero este se negó rotundamente y comenzó a agarrar los elementos de trabajo.

Landó dijo que con intenciones de evitar que se dañaran algunos materiales, por su alto valor económico, comenzó un forcejeo con el intendente, momento en que fue reducido por los guardias.

Fuente -> http://www.abc.com.py