Instan a no salir de las casas por humo tóxico a causa de incendio en Cateura

0
38

El ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Joaquín Roa; el intendente de la Municipalidad capitalina, Óscar Nenecho Rodríguez y el neumólogo del Ineram, el doctor Carlos Morínigo, recomendaron la utilización de dobles tapabocas para evitar la inhalación del aire contaminado.Las autoridades realizaron una conferencia de prensa en el vertedero de Cateura, donde se produjo un incendio de grandes magnitudes y hasta el momento no fue controlado, pese al amplio despliegue. El fuego que se produjo en el lugar causó una intensa humareda, que se extendió por varios kilómetros con los vientos fuertes, en el sentido suroeste, y no se descarta que tenga una alta carga tóxica. Nota relacionada: Por tercera vez, vertedero Cateura sufre un incendio de gran magnitud El doctor Morínigo explicó que el humo puede ocasionar un efecto dañino a la salud y por ello sugirió a los pobladores de las inmediaciones pasar esta noche en las escuelas que ofreció el Ministerio de Educación y Ciencias como albergues para los pobladores afectados del Bañado Sur. “Con esta polución podemos tener intoxicación igual en el horario nocturno, en el horario que todo el mundo está descansado”, advirtió. El jefe de la Comuna de Asunción, por su parte, exhortó a los ciudadanos a no salir de sus casas y en lo posible mantener cerrada las viviendas. “Se trata de un humo que puede ser tóxico”, aseveró. Más detalles: MEC habilita escuelas para albergar a familias afectadas por incendio en Cateura El ministro de la SEN señaló que los albergues transitorios serán acondicionados por la institución que está a su cargo y la Municipalidad de Asunción “para que no respiren el aire contaminado”. Se trata del tercer incendio en Cateura en los últimos 60 días. Varias compañías de bomberos, personal de las Fuerzas Armadas, de la Policía Nacional, del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones y de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) acudieron al llamado. Durante el siniestro, varios pobladores abandonaron sus hogares y se llevaron sus pertenencias por temor a que el fuego se extienda hasta sus precarias viviendas.

Fuente -> http://www.ultimahora.com