Informe brasileño resalta cómo Cabeza Branca sobornaba a políticos paraguayos para no ser atrapado – Nacionales

0
33

Un material periodístico elaborado por el sitio brasileño Folha Geral, que habla sobre la estrecha relación entre el narcotráfico y la política en Brasil, resalta que el narcotraficante Cabeza Branca sobornó a políticos y autoridades paraguayos para evitar ser atrapado en nuestro país.

27 de octubre de 2020 – 13:44

En el informe, que se refiere a numerosos narcotraficantes del Brasil y a cómo logran lavar el dinero proveniente de la cocaína estableciendo empresas legalmente constituidas, que hacen que sea muy difícil seguir el rastro del dinero ilegal, hablan por ejemplo de Luis Carlos Rocha, el “Jefe Blanco”, quien era responsable de enviar entre 80 y 100 toneladas de cocaína al año fuera del Brasil y de lavar al menos parcialmente sus ganancias con el cambista Alberto Youssef. Se menciona también que este comerciante, además de la “lavandería” de dinero, distribuía dinero desviado de Petrobrás a los políticos de Brasil.

Se bloqueó dinero de Cabeza Branca

Estos puntos fueron detectados por medio de la declaración de otro cambista, Carlos Alexandre Souza de Rocha (Ceará), quien trabajaba para Youssef y admitió que entregó sobornos de la empresa estatal a senadores y diputados. Con Cabeza Branca, la Policía Federal secuestró más de 1.000 millones de reales y, según el material periodístico, ayudó a la Justicia paraguaya a bloquear alrededor de US$ 183 millones al narcotraficante en nuestro país.

Sobornó en Paraguay

Pero eso no es todo: según la Policía Federal, el mencionado traficante (Cabeza Branca) sobornó también a políticos y autoridades de seguridad de Paraguay para evitar ser atrapado. La Policía Federal (PF) sospecha que en Brasil, donde vive desde hace diez años con dos identidades falsas y su rostro modificado por tres cirugías plásticas, Cabeza Branca también ha sobornado a las autoridades.

El PF sospecha entre otros puntos que desde el norte del país -base territorial de los grandes narcotraficantes para almacenar la droga- hasta centros como São Paulo y Río de Janeiro, el tráfico distribuye sobornos a cambio de apoyo político. “Ya hay indicios de que el PCC financia la política. Lo sabemos. No dan nombres. Dicen: ‘Financiaremos la campaña política’ de esos concejales. Estas son estrategias criminales para fortalecer la organización”, dijo en la nota del medio brasileño Elvis Secco, jefe del coordinador de drogas, armas y facciones criminales del PF en Brasilia.

La Policía Federal reconoce que aún no tiene pruebas contra los principales políticos de Brasil, pero está analizando conversaciones telefónicas y documentos incautados en más de una docena de operaciones lanzadas entre 2019 y 2020 para verificar datos sobre donaciones electorales y licitaciones de servicios públicos, que determinen que efectivamente establecen relaciones de complicidad con los narcotraficantes.

El informe destaca que Brasil se ha convertido en el depósito de cocaína más grande del mundo, por donde pasa el 60% de lo que se produce en Colombia, Bolivia y Perú. Solo a modo de ejemplo, citan que lo mayor que se ha incautado hasta ahora tan solo representa el 8,75% de las 1.200 toneladas que, según la Policía Federal, pasaron por Brasil solo en el año 2019. El informe define esta cantidad como “una montaña de polvo equivalente a 200 mil millones de reales”.

Según pudo investigar hasta ahora la Policía de Brasil, los comerciantes de cocaína enmascaran su negocio ilícito en la agroindustria, modus operandi que heredaron “de los legendarios contrabandistas en la frontera entre Brasil y Paraguay”.

Mencionan a Pavão

Aseguran que son pocos los grupos que dominan este mercado clandestino y que no pasan de 10. Llama la atención del material periodístico que se hace mención de Jarvis Pavão como uno de los principales narcotraficantes de Brasil que hicieron su fortuna en base a ganancias de la cocaína.

“Es el caso de las familias Morínigo, Pavão y Soares da Rocha, encabezadas, respectivamente, por los traficantes Emídio Morínigo Ximenes, Jarvis Pavão y João Soares da Rocha, encarcelados en diferentes operativos y en cuyo nombre, según la Policía Federal, hay una cantidad significativa de propiedades, todas sujetas a decomiso por venta anticipada”, refiere el reporte.

Entre otros puntos el material resalta que el PCC, según datos contenidos en los documentos incautados en la Operación Tiburones, que investigó el lavado de dinero de la facción entre junio de 2018 y septiembre de 2020, manejó 1,2 mil millones de reales producto del narcotráfico internacional por año.

Fuente -> http://www.abc.com.py