Indignantes licitaciones amañadas en pandemia camino al blanqueo – Nacionales

0
11

Todo el país fue sometido a encierro total de semanas con la promesa de que se equiparía al sistema de salud pública, pero terminó aflorando la corrupción y los llamados a licitación resultaron amañados. A pesar del terrible daño que ocasionaron, los casos de corrupción bajo la excusa de pandemia caminan al blanqueo.

12 de octubre de 2020 – 01:00

No fue una sino tres las instituciones que detectaron severas irregularidades en el proceso de licitación para la adquisición de equipos de bioseguridad que el Ministerio de Salud Pública estuvo a punto de entregar a las empresas de Justo Ferreira, Roque Dagogliano y Carlos Borrel.

La Comisión Especial de Supervisión de Compras Covid 19 (CESC), la Contraloría General de la República y la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) coincidieron en señalar que la firma del contrato de G. 85.000 millones estuvo plagada de irregularidades.

“Viciado de irregularidades”, fue lo que concluyó la CGR. Aún así, el mayor escándalo de corrupción en tiempos de coronavirus camina rumbo al blanqueo.

La semana pasada, el juez sumariante recomendó apenas suspensiones de entre 20 a 30 días para funcionarios de rango bajo que estuvieron involucrados en el proceso.

Los que ocupaban cargos de mayor relevancia ni siquiera fueron investigados. Es más, los documentos del sumario revelan que el Ministerio de Salud, encabezado por Julio Mazzoleni, no presentó siquiera una prueba durante el proceso.

Denuncias cruzadas

En mayo pasado, el abogado Pedro Adrián Santander destapó la olla. Denunció que el entonces director de contrataciones de Salud Pública, Pablo Lezcano, les llevó el contrato ya firmado por el ministro Mazzoleni para que firmaran el dictamen como miembros de la Comisión de Evaluación, algo que se debía haber hecho previamente. “Nos sentimos presionados”, dijo en aquel entonces.

Lezcano señaló a su vez al exdirector administrativo del ministerio, Alcides Velázquez; y este a su vez dijo que hizo lo que le ordenó su jefe. “Mi jefe entonces era el ministro Julio Mazzoleni”, aseguró.

Mazzoleni se limitó a decir que firmó porque su director de asesoría jurídica, Gustavo Irala; y su jefe de gabinete, Walter Insfrán, le dijeron que estaba todo en orden.

Ni el ministro ni los tres directores fueron siquiera investigados.

Alevosas faltas

Estos eran los insumos que el país esperaba en encierro total y de los que dependía la flexibilización de la cuarentena. Sin embargo, la corrupción frustró nuevamente el equipamiento al personal de blanco, mientras miles iban a la quiebra.

Los informes técnicos revelan que el clan Ferreira iba a entregar camas hospitalarias que no cumplían con los requisitos técnicos; trajes de bioseguridad con niveles de protección inferiores a lo solicitado.

Como si ello no fuera suficiente, trajeron tapabocas KN95 a los que reimprimieron la marca una vez en el país y que tenían en sus cajas originales inscripciones que alertaban que no eran aptas para uso médico.

Dinac y Petropar, también

Un informe remitido ya en julio pasado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) a la Comisión de Control de la Cámara de Diputados ya alertaba sobre el camino al blanqueo no solo en Salud Pública sino también en Petropar y Dinac.

En el caso de la petrolera estatal, el documento de Función Pública señala taxativamente que en lo que va del año, la empresa pública no remitió antecedentes de sumario alguno.

Petropar adquirió, según informes de Contraloría, insumos sobrefacturados y vencidos amparándose en la emergencia sanitaria.

La causa ya está en Fiscalía y generó la imputación de la extitular del ente, Patricia Samudio.

En el caso de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), durante la administración de Édgar Alberto Melgarejo Ginard, la institución adquirió tapabocas sobrefacturados y vencidos, también en el marco de la pandemia.

El ente compró cada tapaboca por G. 30.000 de una empresa de maletín vinculada a Omar Jaén Bohorques, denunciado por pagar coimas a cambio de contratos en la Dinac durante el gobierno de Horacio Cartes.

La institución no solicitó sumario alguno por este caso que ya está en Fiscalía.

Fuente -> http://www.abc.com.py