Indagan muerte de joven brasileña por presunta mala praxis – Nacionales

0
17

El fiscal Pablo Ramón Zorrilla inició de oficio una investigación contra la obstetra Claudia Raquel Echeguren y la kinesióloga Danilda Victoria Ruiz Díaz. Las mismas ya fueron imputadas por los presuntos hechos de homicidio culposo. Fue luego de que una joven brasileña que presuntamente se sometió a procedimientos médicos con las mencionadas profesionales haya fallecido presuntamente por mala praxis.

Por Gilberto Ruiz Díaz

21 de septiembre de 2020 – 15:43

Según los datos, Sheiza Ayala (22) acudió a una clínica por indicación de una mujer a la que conoció en un salón de belleza. Fue atendida por Danilda Victoria Ruiz Díaz, quien le habría recomendado la realización de un implante de hidrogel en los glúteos. Ella misma se encargó de realizar el procedimiento el sábado 12 de setiembre en un local que aparentemente pertenece a la obstetra Claudia Raquel Echeguren.

Días después, la joven acudió nuevamente a la clínica -que sería clandestina- porque no se sentía bien. Tras complicaciones, la paciente fue llevada de urgencia al Hospital Regional de Ponta Porã donde se produjo su deceso.

Aparentemente, durante el procedimiento se le aplicó el hidrogel en las venas, lo que circuló en el torrente sanguíneo provocando una serie de complicaciones. La paciente, al ser ingresada al Hospital, tenía fiebre alta, dificultad para respirar y tenía manchas en la piel. Mediante una tomografía se confirmó que tenía una embolia pulmonar, que le causó la muerte.

Familiares no denunciaron pero adelantaron que presentarán querella

Familiares de la víctima anunciaron que iniciarán acciones judiciales tanto en Brasil como en Paraguay para que se haga justicia. “Vamos a luchar para que el caso de mi hermana no quede impune y que los responsables paguen por lo que hicieron. Esto no traerá de regreso a mi hermana, pero no podemos dejar que otras niñas sigan muriendo”, dijo su hermano, el profesor Diego Ayala (35), en declaraciones publicadas en el portal Época de la red Globo.

Mencionó que, desde que se produjo el deceso, varios amigos acercaron documentos y pruebas en torno al caso. Explicó que no hicieron ninguna denuncia cuando la joven se internó en el Hospital Regional de Ponta Porã (Brasil), porque pensaron que sus reacciones eran normales y no esperaban un final trágico.

Danilda Ruiz Díaz está procesada además por otro caso similar en el que una paciente falleció luego de recibir un implante para agrandar los glúteos. En dicha causa, la procesada fue beneficiada con la aplicación de medidas alternativas a la prisión preventiva luego de presentar una fianza real.

Fuente -> http://www.abc.com.py