Incendios tienen a maltraer a bomberos

0
28

Si bien la mayor preocupación se centra en el nordeste de Itapúa, el extremo sur de esta región tampoco escapó a los focos de incendios entre el sábado y domingo, donde los pobladores de Cambyretá y San Juan del Paraná vivieron momentos de zozobra a raíz de dos focos de grandes magnitudes. En la mayoría de los casos, la inconsciencia de la gente propició estos graves focos de incendios que además de poner en peligro a la población, causa graves afecciones y complicaciones a la salud. Uno de los sucesos donde fueron convocados los bomberos de Encarnación, fue un incendio de gran magnitud en San Juan del Paraná, donde los combatientes de los tres cuarteles acudieron con sus respectivas brigadas y lucharon por espacio de 18 horas para sofocar el fuego. El voraz incendio puso en peligro un importante club de campo residencial. Asimismo, los bomberos encarnacenos fueron de apoyo a sus pares de Cambyretá, para combatir otro foco de tamaña magnitud que puso en peligro varias residencias. En todos estos focos, la sequía y el fuerte viento fueron factores determinantes en la propagación del fuego, que de no haber sido por el gran trabajo bomberil, la tragedia hubiera sigo absolutamente devastadoras. Por su parte, los bomberos de María Auxiliadora, Pirapey, Itapúa Poty y Natalio, vienen luchando desde la semana pasada contra varios focos de incendios forestales, varios de ellos intencionales. Uno de los focos se dio en un área boscosa de unas 300 hectáreas, donde los combatientes lucharon sin tregua contra el fuego que llegó a consumir más de 10 hectáreas, en la zona de Triunfo km 63 – Tomás Romero Pereira, distante a unos 20 km de María Auxiliadora. La grave sequía y los fuertes vientos, hicieron que varios focos se reavivara, lo que obligó a desplegar una acción mucho más compleja en la zona, con más cantidad de hombres y equipos a fin de extinguir totalmente el fuego, llegando a trabajar cinco cuadrillas con apoyo de vecinos de la zona. Los bomberos amarillos y azules claman conciencia de la ciudadanía ante la situación de sequía que se está viviendo, atendiendo que en muchos casos los grandes incendios son producto del accionar de las personas y no hechos accidentales. Ante la gravedad de la situación, los bomberos hacen nuevamente un llamado a la ciudadanía en general a que eviten realizar quemas de basuras o de campos, ya que la sequía, el calor y los fuertes vientos contribuyen a que rápidamente se propaguen los incendios.

Fuente -> http://www.ultimahora.com