Imputan y piden prisión para adictos que asesinaron a un joven en Luque – Nacionales

0
26

La Fiscalía imputó por homicidio doloso y pidió la prisión preventiva de Diosnel Benjamín Gómez González (22) y su primo Hugo Andrés Giménez Gómez (19), acusados de matar a puñaladas a Gabriel Bobadilla Contreras (20), el miércoles de tarde en Costa Sosa de Luque.

04 de diciembre de 2020 – 01:00

LUQUE (Gladys Villalba, corresponsal). Diosnel Benjamín Gómez González, quien estaba libre gracias a medidas alternativas a la prisión, que le fue concedida por la jueza María Fernanda García de Zúñiga, confesó ante la policía y la prensa que apuñaló y mató a Gabriel Bobadilla Contreras.

Incluso tras su detención guió a los efectivos policiales hasta el lugar donde guardó el arma homicida, un cuchillo de cocina de unos 30 centímetros aproximadamente.

Ambos detenidos, comparecieron ayer ante la fiscala del caso, Sandra Ledesma, donde se abstuvieron de declarar. La agente del Ministerio Público los imputó por homicidio doloso y solicitó la prisión preventiva de ambos. “Mientras tengamos este problema del crack, la situación será la misma lastimosamente. Mientras la venta de droga no pare, acá en Luque será un desastre”, argumentó Ledesma. Aparentemente los sospechosos son adictos a esta droga y atacaron a la víctima para robarle el celular, que luego pretendían canjear por dosis de crack, según dijeron los oficiales intervinientes.

El alevoso asesinato ocurrió en el barrio Santo Rey de la compañía Costa Sosa de Luque. Testigos comentaron que poco antes de las 15:00, Gabriel Bobadilla Contreras, quien trabajaba para una empresa tercerizada que presta servicios de mantenimiento para Tigo, y su compañero de labores Gustavo Javier Pereira Santacruz (35) fueron a descansar a orillas del arroyo Aratirí.

Sin embargo, en ese lugar, donde también estaban algunos vecinos, fueron atacados por los criminales, quienes supuestamente estaban bajo los efectos del crack. Los maleantes se dirigieron a la víctima, lo despojaron de su celular y le aplicaron heridas superficiales antes de huir.

Gabriel se repuso del susto y persiguió a los delincuentes y recuperó su celular, fue allí que Diosnel lo atacó y le aplico más de siete heridas, las que le causaron la muerte en el sitio. Ambos sospechosos fueron detenidos en la zona y puestos a cargo de la Justicia.

Fuente -> http://www.abc.com.py