Imputan a padres maltratadores luego de allanamiento del domicilio

0
33

La actitud de los niños ante casos de maltratos reflejada en la imagen de ilustración.

En cumplimiento al auto interlocutorio número 702, firmado por la jueza penal de garantías Dólica Giménez, en el marco de una causa abierta ante la unidad penal de turno por presunto hecho de maltrato infantil, el fiscal Sergio Irán Villalba procedió en consecuencia con técnicos del Ministerio Público y la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia. La denuncia fue radicada por la asesoría jurídica de la CODENI de Ciudad del Este por una tía paterna de un niño de 10 años, quien resultó víctima de sucesivos maltratos por parte de sus progenitores.

Durante el procedimiento, la Fiscalía pudo constatar la existencia del hecho punible de referencia y agregó entre las víctimas a otros dos niños de 8 y 5 años, respectivamente, quienes eran golpeados físicamente por sus progenitores e incluso eran forzados a trabajar en la calle vendiendo baratijas para subsistir. El hecho ocurría en el km 13 Acaray, a 250 metros de la Ruta PY02. Las revisiones oculares de la médica forense que acompañó el procedimiento determinaron las lesiones físicas sufridas por los tres niños, más los daños sicológicos apuntados inicialmente por asistencia a víctimas de la fiscalía fueron relevantes para que la defensora pública solicite en el acto, que los niños sean entregados en forma provisoria, hasta tanto se inicien los trámites legales ante el órgano jurisdiccional especializado.

El acta de imputación fiscal refiere que con las investigaciones primarias a las víctimas, el informe preliminar de la sicóloga de turno, los niños deben ser atendidos en un sitio apacible donde reciban atención de sus necesidades básicas y contención emocional. Que el sentimiento de abandono y desprotección de los padres, había sido relatado por la niña víctima con síntomas de angustia y desesperación, al punto de señalar que se encontraría mejor con cualquier extraño que no sean sus progenitores. Con las diligencias primarias practicadas como investigación, surge con meridiana claridad, que la conducta desplegada por los padres de las víctimas, se encuadra dentro de las previsiones del artículo 1° de la Ley 3440/08, que tipifica y castiga el hecho punible de maltrato de menores. El fiscal Villalba solicitó al juzgado penal de garantías interviniente que los procesados sean beneficiados con medidas alternativas a la prisión preventiva, siempre y cuando cumplan los requisitos establecidos para el efecto. La guarda y tutela de las tres víctimas se dirimirá ante juzgado competente a instancias de la defensora penal de la niñez y la adolescencia.

Fuente -> http://www.laclave.com.py