Ideas para dormir bien y vivir mejor

0
109

El colchón no lo es todo

Y, para conseguir un buen descanso, el colchón es clave, pues evita dolores de espalda y otros problemas asociados a una mala postura durante la noche, pero hay más factores. El edredón, el tipo de cama y la temperatura de la habitación también determinan la calidad del sueño. La almohada, por ejemplo, es uno de esos elementos determinantes. Esta debe ser cómoda y ergonómica, como la almohada KLUBBSPORRE de IKEA, fabricada con espuma viscoelástica que lleva además una capa de gel que proporciona un superficie fresca y lisa, para que duermas cómodamente toda la noche.

Con respecto al edredón o al nórdico, aunque no solemos darle mucha importancia, se trata de otro elemento fundamental. Una colcha que no traspire, por ejemplo, puede hacernos sudar y esto provocará incómodos despertares con el pijama empapado. ¿Conoces el lyocell? Se trata de una una fibra renovable, que se obtiene de la pulpa de la madera de árboles de eucalipto procedentes de plantaciones sostenibles. Consume menos agua que la fabricación de algodón y, por tanto, es más ecológico. El lyocell es perfecto para personas alérgicas ya que este material reduce la proliferación de bacterias. Además, elimina la humedad, y mantiene una temperatura uniforme toda la noche para que te relajes por completo.  En IKEA hay un buen surtido de rellenos nórdicos hechos con este material.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es