Hyundai i20: con variante híbrida y deportiva i20 N

0
22

José Manuel González Torres

El  Hyundai i20 es de esos utilitarios que pasan desapercibidos pero siempre están. Y está porque lo merece. Por su relación calidad-precio, motores equilibrados y mejoras evidentes generación tras generación. Estamos ante la tercera hornada de este urbanita coreano, que sigue el nuevo lenguaje de diseño “Sensuous Sportiness” visto en prototipos de la firma. Por primera vez, el i20 llega con una versión mild-hybrid de 48 voltios para ofrecer un modelo eficiente y consciente de su impacto en la movilidad metropolitana. Se trata de un sistema que utiliza el 1.0 T-GDi de 100 CV o 120 CV, con caja de cambios manual pero también una transmisión de doble embrague de siete velocidades (7DCT). Para los más apasionados, también estará disponible una versión deportiva denominada i20 N Line.

El nuevo Hyundai i20 es un coche completamente distinto, con una identidad más cercana al gusto europeo por el segmento B. Tal como admite la firma: “Este coche está construido en Europa, para Europa”. Se fabrican en la planta de Izmit (Turquía), situada en la parte europea de este país a medio camino entre Oriente Próximo y el viejo continente. Un cliente más preocupado por la armonía exterior pero también por el equipamiento tecnológico y de seguridad, de ahí la implantación de sistemas dignos de categorías superiores. La conectividad forma parte de nuestro día a día, más aún cuando tratamos de llegar a una reunión de trabajo o atender una llamada urgente sin poner en riesgo nuestra integridad. Con el nuevo i20 tenemos ese aspecto cubierto gracias a la conexión Bluetooth de dos teléfonos y la tecnología Bluelink, enfatizada gracias a un buen sistema de audio Bose.

La nueva identidad de diseño de Hyundai, vista en prototipos tan bellos como el Prophecy, otorga al nuevo i20 una personalidad juvenil y emocional. La elegancia forma parte de todo el porfolio de una firma que, cada vez más, forma parte del imaginario colectivo. Atrás quedan los temores de su fiabilidad, su diseño funcional pero poco atrayente y los interiores parcos. Estamos ante la demostración de una evolución imparable, la de Hyundai como fabricante mundial.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es