Hubo un retroceso en el aprendizaje social y emocional de los infantes, según docentes de educación inicial – Nacionales

0
26

Más allá del golpe económico que sufrieron a raíz del paro de sus actividades, las docentes de los jardines de infantes están preocupadas por el retroceso que se dio en los alumnos del nivel tanto en lo social como emocional. Resaltaron que los niños que no pudieron hacer el pre-escolar este año irán al primer grado con dificultades sociales, emocionales y madurativas

17 de noviembre de 2020 – 21:04

Sonia Olmedo, de la Asociación de Jardines, habló con ABC y expresó la preocupación de las maestras parvularias en lo referido a la formación de los niños del nivel inicial que este año no tuvieron clases. “Hoy día nos preocupa lo que perdieron emocionalmente y socialmente más que lo que hayan perdido académicamente”, resaltó.

Indicó que hubo un retroceso bastante grande en el aprendizaje social, que es en lo que más se da en el jardín y el pre-escolar , donde los niños tienen contacto con sus pares y los ayuda a aprender hábitos o actitudes positivas.

También explicó que se vio afectado el vínculo entre las profesoras y los niños, puesto que hay pequeños que acuden a las guarderías desde los cuatro meses. “Ese vínculo se cortó de la noche a la mañana y se vio bastante afectada ese parte”, expresó.

Mencionó que en educación inicial es imposible separar “cuidado y educación”, porque en este nivel la formación es integral.

Señaló que el servicio de las profesoras del nivel inicial no se puede dar de forma virtual y que en principio dieron una ayuda a los padres en cuanto las actividades para que los chicos tengan algo que hacer. “Los padres si bien pudieron sostener un tiempo las propuestas educativas por las plataformas digitales pero luego tuvieron que salir a trabajar y no podían seguir con las actividades con los chicos, y no tenían quien supervise estas actividades”, aseveró. Otra de las razones por la que no se puede mantener clases virtuales para el nivel es el tiempo de exposición de los menores a las pantallas. “Nos aconsejan a no hacer clases virtuales por ocho meses”, indicó.

Resaltó que el nivel inicial es fundamental para los niños ya que en este tiempo existe una aceleramiento en las funciones neurales. “El ser humano desde el nacimiento hasta los 7 años de edad, el aceleramiento en que se dan las conexiones neurales es abismal en comparación a los adultos. Es como una esponja que va absorbiendo todo lo que está a su alrededor”, señaló.

Nota relacionada: “Soy una serpiente”… El canto para que Mazzoleni permita reabrir los jardines infantiles

Según manifestó es en esta etapa en la que más se debería invertir y dar importancia porque es donde se forma el carácter, los hábitos de higiene, de alimentación, donde se forma parte del lenguaje y otros. “Debemos aprovechar cada minuto de la primera infancia”, subrayó.

Enfatizó que en el aspecto que más hubo retroceso fue en el emocional, ya que sin tener un equilibrio entre esto y lo académico el niño no puede aprender significativamente. “El niño que tiene que empezar el año que viene el primer grado y no pudo este año hacer su pre-escolar se va a ver con muchas dificultades sociales, emocionales y madurativas porque no pudo tener la oportunidad de desarrollar la base de esta educación”. apuntó.

Protocolo aprobado pero sin decreto

Olmedo contó que el nivel inicial ya cuenta con un protocolo para la vuelta a clases aprobado por el Ministerio de Salud pero sin embargo este no fue incluido en el decreto por el que se establecieron las nuevas flexibilizaciones a la cuarentena.

Explicó que la modalidad determinada para el retorno a aulas son las “burbujas de salas”, que funcionan igual que las cuadrillas y serán con cuatro alumnos por clase. Según refirió, cada sala funcionará como una cuadrilla que no tendrá contacto con las demás salas.

Igualmente, mencionó que se prevé la aplicación de las medidas sanitarias, con horarios escalonados para la asistencia, el uso del parque y otros. También se limitará la presencia de adultos en las instituciones para que no se aglomeren. Además, se evitará el uso de elementos y juguetes que no se puedan desinfectar enseguida.

Asimismo, indicó que en las aulas ya fueron marcados los lugares para que los niños puedan mantener el distanciamiento sugerido y también se harán juegos por separado para evitar el contacto.

Son alrededor de 100 instituciones nucleadas en la Asociación de Jardines que fueron afectadas por la suspensión de clases presenciales desde marzo. Piden la reapertura de los locales y que se les permitirá volver a trabajar.

Fuente -> http://www.abc.com.py