“Hay 100.000 tarjetas que nunca se usaron” – Nacionales

0
14

Ruiz Díaz rememoró: “el sábado estuvimos vendiendo en Itá, en Itauguá sin inconvenientes las tarjetas, respetando el protocolo sanitario, formando filas, dando prioridad a la gente de la tercera edad, embarazadas. Eso está en las fotos”. Y al dar más indicios de dónde está el inconveniente, dijo que “el problema se da cuando se vende masivamente las tarjetas y van a parar a manos de revendedores. ¿Y cómo sabemos eso? Porque hoy gracias a la tecnología todo genera trazabilidad, y hemos hecho un análisis comparativo entre cantidad de tarjetas vendidas versus las que nunca se usaron, y nadie va a comprar la tarjeta para usar como souvenir”, ironizó.

Tarjetas son ofrecidas en facebook e instagram en diversas promociones.

“Entonces hemos vendido 360.000 tarjetas Jaha y tenemos 100.000 tarjetas que nunca se usaron. ¿Dónde están, en poder de quién están? El problema no es que faltaron tarjetas, el problema es que paramos para no entregar más de una tarjeta a cada persona, porque hay 100.000 personas que no tienen tarjetas, pero hay una persona o un grupo de personas que tiene esas 100.000 tarjetas para revenderlas, en la explotación del hombre por el hombre”, se quejó el empresario.

La trazabilidad permite averiguar quiénes son los inescrupulosos que tienen las tarjetas que faltan.

Según su análisis, “basta con caminar por las calles de Capiatá, de San Lorenzo y vos ves en la vitrina la tarjeta exhibida como un trofeo. Entrás al Facebook, y te dice ´vendo tarjetas por 30.000 guaraníes, te la llevo a tu casa’. Ayer nada más he visto en Instagram -una red social-, donde dice lo siguiente: generá la portabilidad de tu teléfono a tal empresa y te regalamos una tarjeta Jaha por 40.000 guaraníes. Eso nos da el panorama de dónde están las tarjetas, en vez de estar en poder de los que realmente necesitan usarla, están en manos de inescrupulosos”.

“Tarjetas aparecen en vitrinas como un trofeo”.¿Podrían ser gratuitas?

“Hoy nosotros estamos reunidos con nuestro departamento comercial donde se están analizando un sinnúmero de acciones, comerciales obviamente, a fin de que esas tarjetas que están en poder de los revendedores carezcan de valor. Una acción genera una reacción. Y eso es lo que estamos analizando hoy, vamos a ver en qué concluimos, pero todas las medidas que tomemos tienen que tender a beneficiar al pasajero. De hecho, el viernes estuvimos entregando las tarjetas y le decíamos a la gente que la personalizaba que tenía dos pasajes en vez de uno, cargados en su tarjeta. Esos son aspectos motivacionales para que la persona pueda personalizar la tarjeta, y con esa personalización evitamos que una persona tenga más de cinco tarjetas”, adujo.

El titular de la Cetrapam aclaró con respecto a la gratuidad del billetaje electrónico que “no es que no se pueda, se tiene que analizar en el impacto financiero que tiene en el flujo de caja y en el balance. Porque esa tarjeta cuesta 2 dólares, entonces nosotros tenemos que ver dónde calzar ese costo de 2 dólares porque eso impacta muy fuertemente, a nivel financiero, en el modelo de negocio que tenemos. Estamos trabajando en calzar la operación”.

¿Pedirán ayuda al Gobierno?

Ruiz Díaz respondió: “Yo no soy amigo de pedirle al Gobierno nada, porque vamos a empezar a mirar por otro lado, vamos a empezar a hablar de que subsidie, no subsidie, que se le da plata al transportista. Yo no creo que ese sea el camino correcto en honor a la transparencia”.

Autoboicot

Se cuestiona que César Ruiz Díaz es representante de los empresarios de transporte público, y otra vez representante de los que venden las tarjetas. ¿No será que se boicotea desde este mismo lugar para que no haya transparencia en el sector empresarial, supuestamente porque se paga más subsidio de lo que se debe, o se paga más por cada boleto del servicio que se presta?

“Mucha gente critica que yo esté como presidente de Cetrapam y gerente del proyecto y apoderado, pero nada de eso está castigado ni penado por la ley. Se habla de que el sector empresarial es el que quiere boicotear este proceso. Pero te digo hoy de frente, el sector empresarial de Cetrapam tiene invertidos 8.200.000 dólares para que esto funcione. Te parece que se invertirían 8.200.000 dólares para tirarlos al fracaso, no creo que exista ni siquiera una mente para soñar con esa probabilidad. Nosotros necesitamos este sistema, somos los que hicimos esta inversión, trajimos los equipos, pusimos nuestros buses a disposición, y somos los que más estamos presionando para que esto funcione, por que nos lleve a la transparencia de saber cuántos buses son”, especificó.

El directivo preguntó, “¿sabés que pasó cuando pusimos a funcionar este sistema de billetaje electrónico? Ni un solo ómnibus irregular o informal salió a operar, y eso ya es una ventaja para nosotros, porque aumentará nuestro caudal de gente transportada porque la ilegalidad se va a dormir porque no puede salir a la calle. Hoy vos salís y vas a ver otra vez carretilla con rueda, esa es la realidad y hay que llamar a las cosas por su nombre. Si hay un sector que no le gusta mi presencia eso no es un tema para discutir, siempre y cuando esté enmarcado y constituido dentro de los parámetros de la ley”.

Nada se ha resuelto aún

Finalmente mencionó: “estamos analizando entregar tarjetas gratis, sin pasajes cargados, es una de las probabilidades, pero todas las medidas que nosotros tomemos tienen que ser analizadas cautelosamente por todos los departamentos, porque tiene un alto efecto financiero en el modelo de negocio”.

Por su parte, la representante de Más Tarjeta, Laura Amarilla, comentó a ABC Cardinal que se emitieron 280.000 tarjetas por parte de su empresa, del total de 550.000 que produjeron ambas empresas en total.

De estas 280.000, unas 50.000 están en manos de revendedores, o en manos de personas que las compraron por si las llegaran a necesitar pero no las activaron.

Amarilla argumentó que se realizó un estudio técnico con el Viceministerio de Transporte, que arrojó que en Paraguay existen 250.000 pasajeros diarios. A partir de este estudio se decidió la cantidad de tarjetas que se sacarían al mercado. No obstante, aseguró que aún hay tarjetas a la venta, y que tampoco se encuentran en cero, aunque la gente en la calle insiste en que no las encuentra en ninguna parte. Comentó que la semana que viene llegarán 200.000 tarjetas más.

Reconoció que nunca pensaron que se enfrentarían al “mercado negro”, de la reventa, por lo que tuvieron que ir “nadando sobre la ola”.

Lamentó que muchos revendedores estuvieron vendiendo incluso a G. 20.000 las tarjetas.

Recordó que las personas tuvieron un año de tiempo para adquirir los plásticos, y que ellos desde Más Tarjeta realizaron numerosas promociones en la calle, para que la gente pueda tenerlas, pero aún así las personas no fueron previsoras en la adquisición.

“Al 1 de octubre teníamos 1 % de ventas, al 22 de octubre 10 % de ventas, y al 23 de octubre 100 %, en ese momento estalló”, comentó la gerenta de marketing.

Aclaró además que existen dos tipos de recarga, la carga directa en los puntos de comercio, y la remota a través de banca móvil. Este segundo tipo de carga, a diferencia del primero, sí requiere que el primer viaje sea a través de un validador de Más Tarjeta exclusivamente. El resto de los viajes sí ya se puede realizar con cualquier validador de las dos marcas de tarjeta, en forma interoperable.

Sostuvo que ese es un reclamo que están teniendo y que trabajan en mejorarlo.

“Solo un 20 % hace recarga remota mucha gente no tiene acceso bancario, es minoría”, resaltó Amarilla.

Fuente -> http://www.abc.com.py