Habilitan oficialmente la primera etapa del Acueducto en el Chaco – Nacionales

0
43

En el acto oficial de inauguración estuvieron presentes el presidente de la República, Mario Abdo Benítez; el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens; el gobernador de Boquerón, Darío Rafael Medina Velázquez y el intendente de Loma Plata, Walter Stockl Nopper.

La obra marca el inicio de una nueva etapa para los habitantes del Chaco Central, quienes hoy, además de los efectos de la contingencia sanitaria COVID-19, sufren una de sus sequías más prolongadas de los últimos tiempos.

“En representación del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), extiendo mis más profundas felicitaciones al presidente Mario Abdo Benítez, al ministro Arnoldo Wiens y a su equipo, al equipo de Gobierno y a todo el Paraguay y su gente por este fantástico logro”, expresó la Representante del BID, María Florencia Attedemo-Hirt, en ocasión de habilitarse la obra.

La ejecución es fundamental para que las fases restantes del proyecto sean desarrolladas con el fin de lograr que el servicio de agua potable llegue efectivamente a toda la zona. Actualmente, se encuentran finalizadas las obras de las redes aductoras hacia las ciudades de Neuland, Filadelfia y Lolita, y se ha dado inicio a la construcción de las redes de distribución que llevarán el servicio a 85 comunidades indígenas, unos 4,500 hogares.

Para estas dos últimas fases, además del financiamiento del BID, existe apoyo del Gobierno de España, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), mediante una donación del Fondo Español de Cooperación para Agua y Saneamiento en América Latina y el Caribe (FECASALC).

Cabe resaltar que, en el marco de la contingencia sanitaria causada por la Covid-19 y de cara a la situación de sequía que está enfrentando la zona, el gobierno solicitó ampliar el alcance de las obras, por un valor de US$ 11 millones, para la extensión de la red de aductoras hasta Mariscal Estigarribia y la construcción de redes de abastecimiento de agua a Puerto Casado, beneficiando adicionalmente a más de 30.000 habitantes.

El desarrollo de las obras ha permitido, además, la promoción de oportunidades a mujeres en cuanto al acceso, control y beneficios sobre los recursos del agua y saneamiento.

Las mujeres indígenas del Chaco son las históricas gestoras del agua. Tienen que caminar muchos kilómetros para recolectarla de tajamares y aljibes, generalmente en condiciones no aptas para el consumo humano. Todos los días invierten unas 3 a 5 horas en esta sacrificada tarea. Y el mayor impacto de su carencia también lo asumen ellas: afecta su salud física y mental, por el tiempo y esfuerzo invertido en su búsqueda, además de postergar sus oportunidades de crecimiento y desarrollo.

Fuente -> http://www.abc.com.py