Guinea Ecuatorial recibe 100.000 dosis de vacunas chinas contra la covid-19 – Mundo

0
31

NAIROIBI. Guinea Ecuatorial ha recibido 100.000 dosis de la vacuna fabricada por la empresa estatal china Sinopharm contra la covid-19, informaron hoy las autoridades del país centroafricano, al precisar que es una donación del Gobierno de China.

11 de febrero de 2021 – 12:16

Los lotes del medicamento llegaron este miércoles al Aeropuerto de Malabo, donde fueron recibidos por el vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang Mangue, y la embajadora de China, Qi Mei.

Obiang Mangue calificó esa ayuda “de emergencia, en un momento en el que la curva de contagios en el país ha conocido un aumento desde el pasado mes de noviembre del 2020, según un comunicado de prensa de la vicepresidencia.

A fin de sensibilizar a la población, el vicepresidente -conocido popularmente como “Teodorín” e hijo del presidente ecuatoguineano, Teodoro Obiang- adelantó que será “el primer ciudadano de Guinea Ecuatorial en vacunarse”.

Con estas 100.000 dosis suministrables a 50.000 personas, que representan un 4 % de la población de Guinea Ecuatorial, las autoridades acometerán la primera fase del plan de vacunación nacional, en la que tendrán prioridad los trabajadores sanitarios y las personas de alto riesgo de mortalidad, entre otros.

Las vacunas se recibieron después de que Guinea Ecuatorial impusiera esta semana nuevas medidas restrictivas debido a la “agresividad” del aumento de casos de covid-19.

El Gobierno impuso, por primera vez en esta pandemia, un toque de queda que rige desde el pasado martes, de manera indefinida, desde las 19:00 hasta las 06:00 horas del día siguiente.

También ha limitado el número de vuelos comerciales externos e internos por semana, obligado al cierre de bares y discotecas y suspendido bodas, bautizos y primeras comuniones, entre otras celebraciones.

El primer caso de covid-19 se confirmó en Guinea Ecuatorial en marzo de 2020 y, desde entonces, el país suma 5.658 contagios, 87 muertes y 5.413 curaciones.

El Gobierno publicó los casos casi de forma diaria hasta mayo, cuando iban a llegar a los 1.000 y se produjo un parón en las informaciones, coincidiendo con la salida de la representante de la Organización Mundial de la Salud en el país, la burundesa Triphonie Nkurunziza, a petición de las autoridades ecuatoguineanas.

El primer ministro de Guinea Ecuatorial, Francisco Pascual Obama Asue, llegó a acusar a Nkurunziza de falsear las cifras de la covid-19 en esta nación.

El país estuvo confinado hasta mediados de junio, cuando el Gobierno anunció el fin de las restricciones, el reinicio del curso escolar y la reapertura de la hostelería para aliviar la presión sobre los ecuatoguineanos.

El Gobierno aseguró que en junio se hizo un “testeo masivo” y un mes después el viceministro de Salud, Mitoha Ondo’o Ayekaba, indicó que no divulgaron cifras de casos confirmados esos meses “para tranquilizar a la población”.

Desde su independencia de España en 1968, Guinea Ecuatorial está considerada por grupos pro derechos humanos como uno de los países más represivos del mundo, debido a las acusaciones de detenciones y torturas de disidentes y a las denuncias de fraudes electorales.

Teodoro Obiang, que dirige el país desde 1979, cuando derrocó a su tío Francisco Macías mediante un golpe de Estado, es el presidente que más tiempo lleva en el poder en el mundo.

Fuente -> http://www.abc.com.py