Gobernación y SEN dejaron sin kits de alimentos a unos 1.500 mesiteros

0
19

Los mesiteros ya no tienen ingresos hace seis meses tras el cierre del Puente de la Amistad.

El presidente de la Junta Municipal de Ciudad del Este, Neri Chávez, dijo que varios de los mesiteros y demás trabajadores de la vía pública “están pasando hambre”, y cambiaron sus mercaderías por alimentos para seguir subsistiendo, dado el panorama en el microcentro de la capital del Alto Paraná, por el cierre del Puente de la Amistad, a causa de la pandemia. Asimismo, acusó a la Gobernación del Alto Paraná y a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) de no haber proveído 1.500 cestas básicas que había prometido a la Federación de Trabajadores de la Vía Pública. Adelantó que los afectados se manifestarán para exigir lo prometido.

Chávez, quien forma parte de dicho gremio, apuntó que es importante la cuestión sanitaria, pero también la situación económica aqueja de forma brutal a los trabajadores de la vía pública. Dijo que se debe fortalecer el protocolo de prevención de contagio del Covid-19, con la dotación de más lavatorios de manos para el microcentro. Así también, productos de limpieza como: alcohol, detergente, agua corriente, entre otros, para una eventual reapertura del Puente de la Amistad y el recibimiento de compradores.

Aclaró que estos elementos de higienización, deben ser proveídos por las autoridades, dado que los trabajadores se encuentran en una situación severa en cuanto a su economía, porque muchos no tienen qué comer, ni mucho menos para su pasaje de bus. Afirmó que muchos dieron sus mercaderías a cambio de comida para seguir subsistiendo, y que varios, ya están pasando hambre

Denunció que la Gobernación del Alto Paraná y la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) prometieron a los trabajadores de la vía pública 2.500 cestas básicas, pero solamente entregaron 1.000.

“Te puedo decir con mucha propiedad que hay gente que está pasando hambre. La Gobernación es mediadora de la entrega de las cestas básicas, pero no sé por qué razón no están entregando a la gente. La necesidad está azotando de forma brutal. Hay gente que no come, gente que come con su vecino, que no tiene para su pasaje”, aseveró.

Agregó que numerosos comerciantes ya no pueden abrir sus puestos de trabajo, ni podrán hacerlo en muchos meses, porque no tienen mercaderías que vender, porque ya han cambiado todo lo que tenían, por alimentos para dar de comer a sus hijos.

Según Chávez, la Gobernación prometió las cestas básicas, y que se requirió a la Federación una lista de beneficiarios, pero la ayuda no llegó ni a la mitad de los que estaban inscriptos entre los necesitados.

“En 15 días entregaron 1.000 y se olvidaron de las 1.500. La Gobernación debe ser responsable. Así como prometieron tienen que cumplir”, aseveró.

Fuente -> http://www.laclave.com.py