Gestión de Sandra Quiñónez se destaca por gran cantidad de políticos imputados

0
11

 Sandra Quiñónez, fiscal general del Estado.

Pese a las duras críticas mediáticas que recibe, la labor de la fiscal general del Estado está fortalecida en base a una gestión transparente, que hace tambalear grandes estructuras corruptas del país, que durante décadas se sentían “seguras” gracias a la complicidad de las autoridades de turno. La alta funcionaria del Ministerio Público, por lejos, en el continente sudamericano es la que más imputó a políticos, senadores, diputados, intendentes, gobernadores y vinculados al Gobierno, sindicados en hechos de corrupción.

Sandra Raquel Quiñónez Astigarraga se desempeñó como asistente fiscal desde el año 1994 hasta el 2000 y como fiscal penal desde el 2000 hasta el 2018, sirviendo a la función pública por 24 años.

Entre sus logros está la imputación de dos diputados actuales que responden al Gobierno colorado. Ellos son los diputados Miguel Cuevas, expresidente de la Cámara de Diputados, y Ulises Quintana. También tiene imputaciones contra el senador que responde al expresidente Horacio Cartes, Javier Zacarias Irún, y su esposa, exintendente de Ciudad del Este, Sandra McLeod.

Sigue la lista con la imputación de la senadora María Eugenia Bajac del Partido Liberal y el poderoso exsenador cartista Óscar González Daher. Con éste está imputado su hermano e hijo. Igualmente, está procesado el intendente de Asunción, Mario Ferreiro, quien luego renunció al cargo. Otro dato importante es la imputación de funcionarios de peso del gobierno de Mario Abdo Benítez, como el entonces titular de la Dirección de Aeronáutica Civil, Edgar “Beto” Melgarejo, y la expresidente Petropar, Patricia Samudio. Ambos salieron del cargo luego de la acción fiscal.

A la larga lista suma la imputación del titular del Partido Liberal, Efraín Alegre, debido a los malos manejos administrativos en su partido. Además se abrieron carpetas a algunos ministros, hoy en funciones, como el titular del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH), Dany Durand; la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo, y otros.

Un dato más que revelador es que la fiscal general incluso imputó al mismo extitular del Ministerio Publico, Javier Díaz Verón. Hay varios intendentes y gobernadores igualmente imputados por el Ministerio Público y otros en pleno proceso investigativo. Hay también gente poderosa del sector privado bajo la lupa de la Fiscalía. Como ejemplo se cita la situación de la empresaria Dalia López, imputada y prófuga. Bajo la administración de esta Fiscalía hasta se logró  la imputación de un exministro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Óscar Bajac. Fue por supuesto cohecho pasivo agravado junto a otras dos personas más. El caso tiene que ver con un pedido de coima, por lo que Bajac irá a juicio oral.

Sin lugar a dudas, tantas imputaciones e investigaciones tienen un costo, ya que todos los mencionados son personas de alto poder adquisitivo y con gran influencia política. Es por ello que las redes sociales muchas veces “estallan” con críticas contra Quiñónez, quien responde de una sola forma, con trabajo constante e incansable, para ofrecer a la ciudadanía un Ministerio Público fuerte e independiente, indiferente al poder político-económico.

Sandra Quiñónez, primera mujer en alcanzar la Fiscalía General del Estado en Paraguay, constituye un ejemplo para toda región latinoamericana, siendo destacada en distintos países por su gestión y recibiendo el reconocimiento inclusive de autoridades y medios de comunicación de naciones hermanas.

Fuente -> http://www.laclave.com.py