Gavilla se alza con G. 1.100 millones en pleno centro de Ciudad del Este – Nacionales

0
32

Cuatro hombres fuertemente armados protagonizaron un violento golpe, ayer a la mañana, frente a las puertas de un banco local, donde acorralaron a dos funcionarios de una firma para despojarles de la millonaria suma que poco antes habían retirado de la entidad.

16 de diciembre de 2020 – 01:06

CIUDAD DEL ESTE (De nuestra redacción regional). El hecho se registró a las 10:50 de ayer, sobre la avenida Regimiento Piribebuy entre Pa’i Pérez y Eusebio Ayala, frente al edificio Nabil Center de Ciudad del Este.

Resultaron víctimas Catalino Benítez Denis, de 49 años, y William Moisés Espínola Flores, de 28 años, ambos empleados de la firma Atlántico Import – Export, que está ubicada en el tercer piso del citado edificio.

De acuerdo con los datos policiales, Catalino Benítez y William Espínola acababan de salir de un banco que también tiene su sucursal en el edificio Nabil, tras hacer el retiro de la suma de G. 1.100 millones en efectivo que transportaba uno de ellos dentro de una mochila.

Poco después de que los dos empleados hayan abandonado la entidad bancaria, fueron interceptados por una camioneta Kia Sportage plateada, con matrícula paraguaya BDP 879, de la que, tras detener la marcha, bajaron cuatro sujetos con uniformes camuflados, sombreros, tapabocas y armas de grueso calibre. Un quinto delincuente quedó al volante del vehículo para maniobrar y emprender la huida.

Dos malvivientes, según imágenes de circuito cerrado, apuntaban en todo momento a uno de los funcionarios y tras algunos segundos de forcejeo, la víctima entregó la mochila con la plata.

Por su parte, los demás delincuentes se ocuparon de evitar que las personas que transitaban por la zona intentaran frustrar el asalto, haciéndoles levantar las manos, pues el hecho ocurrió en una zona bastante concurrida de la capital del departamento de Alto Paraná.

Ya cuando se apoderaron del botín, el conductor del vehículo maniobró para escapar por el mismo sentido en que llegaron, por lo que una vez que este recuperó dicha dirección los demás asaltantes fueron subiendo a la camioneta, sin dejar de apuntar y amenazar con disparar a los presentes, para escapar.

La Kia fue hallada abandonada sobre la avenida Óscar Rivas Ortellado del barrio Juan E. O’Leary, a tres kilómetros de donde se registró el golpe.

Agentes de investigaciones, Criminalística y de fiscalía indagan el atraco.

Fuente -> http://www.abc.com.py