Garrapatas no se combaten con aceites – Mascotas

0
2

Al acariciar al perro, de repente se percibe una extraña bolita. ¡Oh, no! ¡Tiene una garrapata en la piel! ¿Cómo proceder entonces?

Los parásitos se adhieren principalmente a las zonas del cuerpo en las que la piel es más fina, como la cabeza, el cuello, las axilas y los hombros, donde pueden acceder a la sangre de forma más rápida, según los expertos. Por lo tanto, luego de cada paseo con el can, éste debería ser revisado para ver si tiene garrapatas.

Antes de intentar extraer la garrapata con una pinza, los dueños de las mascotas no deberían intentar matar a estos parásitos externos con aceite ni otras sustancias. Porque justamente cuando se las intenta matar, estas sanguijuelas llevan más saliva infecciosa a la herida.

Existen sprays especiales para perros, así como collares, con una sustancia destinada a alejar y matar a las garrapatas. Desde la piel en la nuca y en el área de la espalda, en unos pocos días la sustancia se reparte por todo el cuerpo del animal.

Fuente -> http://www.abc.com.py