Gama CX de Mazda: ¿Cómo se desarrolla un SUV emocional?

0
28

José Manuel González Torres

Mazda ha respondido a la alta demanda de SUV’s como solo esta firma sabe hacerlo, aportando dosis de estilo, personalidad y sensaciones dinámicas. Unos pilares que también han trasladado a su último lanzamiento: el Mazda MX-30. De su primer todocamino compacto y eléctrico hemos hablado largo y tendido, e incluso puedes leer nuestra primera prueba del MX-30 en este artículo. Sin embargo, la gama CX también cuenta con una última novedad: el Mazda CX-3 2021. La actualización del pequeño de la familia acaba de llegar a Europa, con motorizaciones más eficientes y algunos retoques en el apartado tecnológico. A ese modelo, más contenido en tamaño, se le suman el CX-30 y el CX-5. El primero de ellos fue pionero en montar el propulsor Skyactiv-X. El CX-5 se ajusta a las necesidades de una familia, con espacio amplio y una excelente capacidad de carga.

La gama crossover de Mazda está pensada para cubrir las peticiones de un mercado muy amplio. Lo hacen con sus propios argumentos pero una esencia común. La conexión entre el hombre y la máquina es vital para la firma nipona, ellos le llaman Jinba Ittai. Os hablamos de esta metodología de desarrollo, aplicado tanto al exterior como al interior de los vehículos Mazda. Un mantra que se traduce también a su oferta de motorizaciones, ideadas para aumentar el placer al volante y formar parte del cambio que exige la emergencia climática. Pero no serían coches de vanguardia si no contaran con los últimos sistemas de ayuda a la conducción y seguridad, vertebrados en el paquete i-Activsense. Sus funciones priorizan evitar un accidente pero también reducir los posibles daños ante un impacto.

Ejemplo de ello es el nuevo Mazda CX-3 2020, el SUV pequeño de diseño Kodo y conducción más cercana al espíritu del roadster MX-5 que al de un todocamino. Este compacto, perfecto para familias jóvenes o viajes con amigos, incorpora los últimos motores con tecnología Skyactiv. Además, cuenta con la última generación del sistema G-Vectoring Control, que gestiona de forma electrónica la actuación del par motor del coche. No le faltan las últimas novedades tecnológicas como el sistema multimedia MZD Connect, pantalla de instrumentación digital y sistemas de seguridad, entre los que destacan: Advanced Smart City Brake Support (frenada de emergencia) y el Mazda Radar Cruise Control (control de crucero adaptativo).

Fuente -> https://www.muyinteresante.es