Gafilat advierte que pondrá énfasis en efectividad de las leyes antilavado – Nacionales

0
33

En el marco de la evaluación de lavado de activos, el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat) advierte que el fin es determinar cuán efectivas son las normas vigentes, para lo cual tendrán en cuenta las sentencias penales y los esquemas preventivos de las instituciones que forman parte del sistema estatal.

21 de enero de 2021 – 01:00

Esteban Fullin, secretario ejecutivo de Gafilat, indicó ayer en entrevista a ABC Cardinal que el grupo contralor se encuentra realizando una evaluación integral del sistema de lucha contra el lavado de dinero que abarca desde el 2015 al 2020. Agregó que se utiliza toda la información recolectada hasta el último día de visita. Fullin reiteró que en marzo de este año arribarán los comisionados de este grupo para la verificación in situ y se estima que en diciembre de este año se sabrán los resultados de la evaluación.

El secretario ejecutivo de Gafilat explicó que en el marco penal se analizará la efectividad del sistema integral de lucha contra el lavado de dinero.

“Ya no nos importa tanto si se aprobó la ley que modifica el tipo penal, sino se enfoca más en cuán bien uno lo está haciendo o aplicando esa ley”, reiteró.

Entre otros puntos se analiza si hay sentencias firmes, si se están persiguiendo los delitos. Si los reportes que envían los bancos a la Seprelad son consistentes, si la Unidad de Inteligencia está remitiendo los casos a la Fiscalía.

Preocupa paralelismo

El ejecutivo de Gafilat señaló que lo que más preocupa de nuestro país es “el paralelismo” entre la amenaza de riesgo y la respuesta del sistema estatal.

“Me preocupa la respuesta del sistema penal a la amenaza del lavado de activos y financiamiento del terrorismo. Si el país me dice que tiene como amenaza la corrupción, el contrabando, el tráfico de estupefacientes, yo quiero ver sentencias. Ese paralelismo entre lo que se marca como riesgoso y la respuesta es lo que más nos preocupa”, comentó el experto de Gafilat.

En ese sentido, los evaluadores de Gafilad tendrán que analizar entre otros las sentencias en el caso de Óscar González Daher y el del “Mecánico de Oro”; ambos recibieron una condena irrisoria por parte del Tribunal.

Paraguay registra una bajísima efectividad en los procesos detectados con riesgo alto de lavado. Hay pocos casos que concluyen con procesados o encarcelados por delitos de lavado, y en muchos la Justicia intervino para atenuar las penas. Esto ya fue interiorizado en un reciente simulacro de verificación previa a la evaluación internacional sobre la lucha contra el lavado.

Uno de los más sonados casos que desnudan la fragilidad de las acciones judiciales es, por ejemplo, el de Forex, de CDE, que tuvo conclusión en la justicia en el 2017. Sin embargo, la condena solo fue para exfuncionarios de mandos medios de la extinguida casa de cambios y no para los que lideraron el operativo. Fue por la remesa de más US$ 600 millones al exterior mediante empresas ficticias.

Incluso el Banco Continental logró, con ayuda judicial, una atenuación del “castigo” que le impuso el Banco Central por infringir normas preventivas de lavado. Bonanza Cambios de Ciudad del Este también fue salvada por la Corte Suprema en el 2016. El BCP le retiró la licencia para operar en el 2011 debido a dudas en el origen de fondos de sus accionistas, pero gracias a la acción judicial sigue operando en el sistema.

Riesgos en Triple Frontera

El representante de Gafilat indicó finalmente que existen alarmas en relación al movimiento de dinero en la triple frontera. En ese sentido, manifestó que investigarán el contrabando de cigarrillos -incluyen las tabacaleras-, tráfico de drogas y otras irregularidades en esa zona del país. Muchas de estas operaciones ilícitas luego ingresan al sistema financiero montando algún esquema de empresas fantasmas de fachada, o se filtran través de casas de cambio que operan tanto en Ciudad del Este como en Foz de Iguazú.

Evitar entrar en la lista gris

El anterior examen se desarrolló en 2008, año en que el Paraguay entró en la lista gris de países no cooperantes y tuvo que hacer muchas reformas para recuperar su estatus en el 2012.

Si volvemos a caer en esta lista, las secuelas serán nefastas, no solo para estos sectores financieros, sino que serán afectados los negocios de los sectores importador, exportador y de empresas transnacionales. Un mal resultado reduce la calificación de riesgo soberano y obstaculiza los objetivos de alcanzar el grado de inversión.

Fuente -> http://www.abc.com.py