Funcionaria denuncia supuesta agresión del director del penal de Misiones

0
48

Isabel Oliveira Riquelme, funcionaria de la Penitenciaría Regional de Misiones, quien es madre de Tamara Esquivel, de 21 años, otra trabajadora del centro penitenciario, denunció que el director Luis Guillermo Esquivel presuntamente agredió a su hija, informó la periodista de Última Hora Vanessa Rodríguez.La mujer contó que su hija reclamó el hecho de que hay compañeras celadoras que realizan cuarentena dentro del penal, como medida de prevención en el marco de la pandemia del Covid-19, y que estas funcionarias entraban y salían de la institución sin el uso del tapabocas. “Eso le reclamó mi hija al director y él le dijo que ella no era absolutamente nadie para reclamarle algo que no es de su incumbencia, que es él quien decide lo que se hace acá”, expresó. Lea más: Reclusas protestan tras caso positivo de Covid-19 en cárcel de Misiones Dijo que todos los funcionarios están bastante preocupados porque están en riesgo de contraer el coronavirus porque no es la manera de hacer una cuarentena, ya que en todas las instituciones penitenciarias los albergues están fuera. Afirmó que están “totalmente en riesgo” igual que el resto de la población penitenciaria. Mencionó que luego de la presunta agresión del director, las internas intentaron realizar un amotinamiento. La mujer dijo que es funcionaria desde hace 20 años y que es la primera vez que tienen una situación como la que se registró. “Como mamá me siento un poco dolida con mi hija y como funcionaria. La actitud que utilizó el director está fuera de contexto, son continuos los malos tratos que tiene con nosotros”, refirió. Siguió relatando que presuntamente el director del penal le tiró la radio walkie-talkie y el celular y que le dijo que estaba descontratada. Nota relacionada: Covid-19 se extiende a 4 centros penitenciarios del país Dijo que las amenazas supuestamente son continuas y que no es la primera vez que el director mantiene altercados con funcionarias y con las internas privadas de libertad. Inclusive, las reclusas refirieron que supuestamente a una la empujó y a otra la estironeó, presuntamente. Afirmó que temen que se registre un contagio masivo en el penal, porque dos compañeros ya arrojaron resultado positivo de coronavirus. En otro momento, la funcionaria denunció que no tienen equipo de protección para combatir al coronavirus. Dijo que el director no les provee de tapabocas y que ellas tienen que comprar, inclusive que el alcohol es llenado en un tambor pequeño con agua. Versión del director Por su parte, el director del penal, Luis Guillermo Esquivel, explicó a los medios de comunicación que hubo una exaltación por parte de las internas por la situación generada por el tema del Covid-19 y que están con mucho miedo. Dijo que en común acuerdo de los funcionarios y los internos se decidió cerrar por 30 días la cárcel a los efectos de precautelar la salud de los reclusos y del personal de la institución. Afirmó que hay un funcionario que está en cuarentena por tener Covid-19 y que se activó el protocolo preventivo, y que el grupo saliente fue llevado a un albergue en cuarentena, mientras que cinco celadoras guardan cuarententa preventiva en la institución, lo que generó temor en la población de internas y realizaron el reclamo. Consultado sobre la denuncia que las celadoras aisladas supuestamente recorren la institución sin tapabocas, dijo que no es así. Le puede interesar: Ministra de Justicia está preocupada por reos con enfermedad de base en Tacumbú “Justamente una de las celadoras estaba recibiendo su agua que se le estaba trayendo y estaba con su tapabocas en la mano, se estaba colocando para recibir el agua, en eso se generó esa situación”, explicó. Esquivel negó que haya habido una agresión física contra una de las funcionarias y dijo que mantuvo una reunión con las celadoras para explicarles que desde este miércoles iban a cumplir cuarentena preventiva. Agregó que en ese momento una persona tuvo una crisis nerviosa, abandonó la reunión y esto generó un “pequeño roce”. Con respecto a la denuncia de que supuestamente le arrojó la radio walkie-talkie y el celular a la funcionaria, dijo que es totalmente falso y que dicha situación no se dio. Actualmente hay 36 funcionarios cumpliendo cuarentena preventiva para evitar la propagación masiva del Covid-19. En la Penitenciaría Regional de Misiones albergan a 1.048 internos entre hombres y mujeres. Hasta el momento, no se confirmó ningún caso de coronavirus en las personas privadas de libertad.

Fuente -> http://www.ultimahora.com