Frases célebres de Hermann Hesse

0
42

Hermann Hesse (1877-1962) fue un pintor y novelista alemán nacionalizado suizo que obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1946 en reconocimiento a toda su obra literaria. En 1891 ingresaría en el seminario evangélico de Maulbronn, del que se escaparía un años después a causa de la rigidez educativa de la institución que le impedía, entre otras cosas, estudiar poesía.

 

En la época en la que trabajó como librero, publicó en el otoño de 1898 su primer libro de poemas, “Canciones románticas”, con apenas éxito. Tras la publicación de la novela “Peter Camenzind”, en 1904, Hesse pudo entonces vivir de sus obras.

 

Hesse, ese escritor de personalidad difícil y un tanto huraño, que publicó muchas obras bajo el seudónimo de Emil Sinclair, nos dejaría grandes títulos como “Demian” (1919), “Siddharta” (1922), “El lobo estepario” (1927) o “El juego de los abalorios” (1943). Sus libros, que han sido traducidos a más de 40 idiomas, se caracterizan por una gran profundidad psicológica. Se dedicó a difundir en muchos de sus escritos el amor que sentía por la mística oriental y su interés por lo espiritual. Su búsqueda de nuevos valores y puntos de referencia para reemplazar a los tradicionales se convertirían en una constante. No en vano, su narrativa sencilla y fluida lo han convertido en uno de los autores más leídos del mundo.

 

Os dejamos con algunas de las frases más célebres del autor de cuyas obras se han vendido más de 30 millones de ejemplares:

 

“Hay millones de facetas de la verdad, pero una sola verdad”.

 

“Cuando alguien que de verdad necesita algo, lo encuentra, no es la casualidad quien lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello”.

 

“La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero”.

 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es