Fiscalía pidió prisión para 10 detenidos por invasión de inmueble y coacción

0
12

Un momento de la actividad fiscal-policial en Toryveté. Los detenidos tienen pedido de prisión preventiva.

En el marco de la causa que investiga a Gerónimo Fabián Gutiérrez Argüello y otros por los supuestos hechos punibles de coacción e invasión de inmueble ajeno, la fiscal Natalia Montanía dispuso el procesamiento penal, con pedido de prisión, para 10 sujetos detenidos durante la restitución del inmueble invadido a sus reales propietarios, la empresa Desarrollo Maderero SA.

La medida afecta a Benjamín Ramón Cuenca Moral, Gerónimo Fabián Gutiérrez Argüello, Marcial Acosta Garayo, Carmelo Montiel Ruiz Díaz, Wilson Daniel Cubas Peñalber, Wilson Acosta Garayo, Arcadio Flores López, Jefet Derlis Colman Dávalos, Teófilo Fariña Ferreira y Joel Galeano Colmán, todos mayores de edad, guardando reclusión en la comisaría jurisdiccional. Se los sindica de haber ingresado de manera violenta y sin contar con la autorización de los propietarios del inmueble rural en la colonia Toryveté de Hernandarias, individualizado como finca número 13047, padrón 16.499, inscripto en los Registros Públicos bajo el nº 3 y al folio 6 y siguientes.

Los ahora imputados ingresaron a varias parcelas con intenciones de instalarse en el sitio, pese a haber sido comunicados de la posesión formal del título de propiedad. Según denuncia formulada por Miguel Ángel Ríos Velázquez, jefe de operaciones de la empresa afectada, señalando que unas 100 personas autodenominadas sin tierras invadieron el lugar. En el marco del proceso, los representantes legales de la firma presentaron todas las documentaciones que acreditan la propiedad del predio invadido.

La representación pública ordenó una serie de diligencias, incluyendo la constitución en la zona de litigio, donde fueron impedidos de ingresar por un grupo de invasores que se negaron a identificarse y amenazaron con quemar las maquinarias, con la excusa de que el INDERT se hallaba realizando mediciones y amojonamiento en el lugar. Los supuestos sintierras se negaron incluso a dar cumplimiento al resultado de un recurso de amparo planteado por los representantes legales de Desarrollo Maderero, según consta en un informe de la Policía Nacional, fechado al 26 de setiembre último.

Se construyeron unas 70 viviendas precarias de carpa, de manera a justificar su presencia en el lugar. Ninguno de los ahora procesados declaró en indagatoria, situación que hace presumir la inexistencia de voluntad para someterse a la justicia. La Fiscalía imputó a los 10 detenidos y no se descarta la ampliación contra otros invasores que pudieran ser identificados mientras dure la etapa preparatoria. La prisión preventiva requerida será definida por juez competente.

Fuente -> http://www.laclave.com.py