Fiscalía pide 7 años de prisión para González Daher en el caso audios

0
24

Los fiscales de la causa, Sussy Riquelme, Rodrigo Estigarribia y Natalia Fuster, solicitaron siete años de pena privativa de libertad para el ex senador colorado Óscar González Daher, además de siete años de inhabilitación para el ejercicio de la función pública.En tanto que para el ex secretario general del Jurado, Raúl Fernández Lippmann, los fiscales pidieron seis años y seis meses de cárcel, al igual que seis años y seis meses de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas.Para el abogado Carmelo Caballero, ex ministro del Interior, solicitaron cuatro años y seis meses de pena privativa de libertad, al igual que cuatro años y seis meses de prohibición para ejercer la profesión de abogado.En cuanto al ex senador Jorge Oviedo Matto, los fiscales pidieron dos años de prisión y dos años de prohibición para ocupar cargos en la función pública.Fernández Lippmann, González Daher y Caballero están acusados por la Fiscalía por tráfico de influencia y asociación criminal, mientras que Oviedo Matto está acusado por tráfico de influencia.El fiscal Estigarribia manifestó en su descargo durante la presentación de sus alegatos finales, que para la Fiscalía no hay dudas sobre los hechos punibles en que acusan a los procesados, y que los mismos pudieron ser demostrados durante el juicio oral. “Creo que no hay que ser un especialista en crimen organizado a los efectos de determinar de que existe una organización, tenemos a un presidente, tenemos a un secretario y tenemos a un abogado que tenían como finalidad, que era realizar tráfico de influencia. Ese es el objeto de la asociación criminal. Tenemos a tres personas cuya finalidad estaba dirigida a cometer hechos punibles”, afirmó el agente fiscal.Asimismo, explicó que “en cuanto al tráfico de influencia tampoco tenemos ninguna duda de que estas personas, cada uno en su rol, se hacían prometer sumas de dinero, según las publicaciones, para mediar ante un funcionario en un caso, por ejemplo un agente fiscal o una jueza para obtener algún tipo de beneficio”.Para el abogado de Fernández Lippmann, Álvaro Arias la Fiscalía “no se ha demostrado los extremos de tráfico de influencia y asociación criminal de ninguna manera. De hecho, demostrar el delito de tráfico de influencia es muy difícil, debido a que es un delito abstracto y no se ha demostrado que se recibió dinero, que se prometió dinero para alguien como recompensa para mediar ante un funcionario público”. En ese sentido, solicitó la absolución de culpa y pena para su defendido.Mientras que la abogada de OGD, Sara Parquet desacreditó una vez más la legalidad de los audios, porque fueron obtenidos en forma ilegal, por lo que también solicitó la absolución para su defendido. El juicio sigue hoy a las 8.30 con los alegatos finales de la defensa de Caballero y culminará el próximo lunes.

Fuente -> http://www.ultimahora.com