Fiscales apelan resolución que levanta orden de detención a peligroso criminal

0
42

Sergio Cubas Toledo, procesado por el caso Prosegur.

Los agentes fiscales Vanesa Candia y Adolfo Víctor Santander, titulares de la investigación por el megaasalto a la empresa Prosegur, presentaron ayer apelación general contra el auto interlocutorio 1.221 del 21 de diciembre pasado, firmado por la jueza penal de garantías, Fátima Burró. El documento levantaba la orden de detención internacional que pesaba sobre el procesado Sergio Cubas Toledo, residente en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, así como su declaración de rebeldía.

Pidieron que la sala penal de la Cámara de Apelaciones corrija los errores u omisiones cometidos en primera instancia por la magistrada y, en consecuencia, se mantengan las resoluciones por las que Burró había ordenado la detención internacional de Cubas Toledo y lo declaró rebelde a los mandatos de la justicia. Califican de injusto el decisorio, atendiendo que el imputado nunca se presentó ante el juzgado a ponerse a disposición y lo único que hace la resolución es abrirle las puertas para desplazarse y ocultarse nuevamente en algún sitio, para no responder al proceso penal en que se lo investiga como autor de hechos punibles graves, como son las tipificaciones de robo agravado con resultado de muerte.

En el megaasalto a Prosegur, Cubas Toledo surge como sospechoso de ser uno de los “cerebros” que preparó y ejecutó el multimillonario asalto en perjuicio de la firma. Según la presentación hecha por la abogada Magdalena Toledo, madre del procesado, Sergio reside en Bolivia y con el ofrecimiento de una caución juratoria solicitó y consiguió la eximición de las medidas cautelares que pesaban en su contra, sin que el mismo se haya presentado al juzgado. Para los fiscales del caso, hubo mal proceder de la juzgadora, primero al vincular en la plataforma del trámite judicial electrónico a la fiscal especializada en hecho de violencia familiar, Emilce Ovelar, quien al quinto día de recibida la notificación comunicó a la jueza Burró, que no era titular de tal acción penal.

Existen fundadas sospechas de que la resolución de la magistrada estuvo abundantemente regada con factores exógenos, atendiendo varios antecedentes en los que Toledo funge de abogada, ya que es sabida su participación activa a finales del siglo pasado, en el primer gran robo a Prosegur, a bordo de una camioneta con logo del Poder Judicial con la que hizo escapar a varios responsables del caso. La Cámara de Apelaciones deberá corregir la resolución, conforme lo pide la Fiscalía.

Fuente -> http://www.laclave.com.py