Fiscala aduanera desmonta versión del clan Ferreira – Nacionales

0
58

Una fiscala aduanera desmontó las versiones planteadas por el clan Ferreira sobre el ingreso irregular de 50 camas hospitalarias que la firma Insumos Médicos SA (Imedic SA) iba a entregar al Ministerio de Salud Pública. Quedó demostrado que la firma se vio forzada a pagar.

15 de febrero de 2021 – 01:00

Selva Decoud, jefa del departamento de representación fiscal de la Dirección Jurídica de Aduanas, desmontó las versiones que intentaron establecer los representantes de la firma Insumos Médicos SA (Imedic), propiedad de Justo Ferreira, Roque Dagogliano y Carlos Borrel; sobre el ingreso irregular de camas hospitalarias.

La DNA anunció semanas atrás con bombos y platillos una nueva sanción contra la empresa del clan Ferreira involucrada en el conocido caso de los “insumos chinos” para el Ministerio de Salud Pública.

Pero mientras celebraban la aplicación de una multa de G. 2.180 millones, calladamente en el mismo acto un juez de primera instancia blanqueó a la empresa del clan Ferreira del supuesto hecho de contrabando.

El sumario administrativo abierto en la Dirección Nacional de Aduanas a la firma Insumos Médicos SA por el ingreso irregular de camas hospitalarias que dicha firma pretendía entregar al MSPyBS en el marco de las compras de emergencia covid-19, luego conocido como el caso “insumos chinos”, concluyó con una sanción a la firma importadora por defraudación y no por contrabando o cuanto menos tentativa de contrabando, como correspondía.

Tanto el abogado de la empresa, José Fernández Zacur; como la jefa de la fiscalía aduanera, Selva Decoud, apelaron.

Los representantes de la firma no estaban conformes con la sanción, a pesar de que recibieron un castigo por el hecho menos leve. Como argumento, sostuvieron que no hubo intención de defraudar al fisco al declarar un valor inferior al que realmente pagaron por el flete aéreo y que la firma siempre tuvo intención de subsanar.

En la respuesta presentada por Decoud, la fiscal aduanera desmontó las versiones planteadas por la representación del clan Ferreira.

Intención de defraudar

“En la acción de la firma importadora Imedic SA, de sus representantes legales y del Despachante de Aduanas, Carlos Alberto Gamarra González, se evidenciaron intenciones ciertas de defraudar al Fisco, con la presentación de guías aéreas que no reflejaban el valor real del flete pagado”, comienza diciendo el escrito presentado por Decoud.

La fiscal aduanera también negó que la firma o el despachante aduanero intentaran resarcir voluntariamente el “error” en el pago de los tributos.

“Hay que señalar que la acción del mencionado Despachante de Aduanas no fue ni voluntaria ni espontánea, considerando que las mercaderías arribaron al país en fecha 17 de abril de 2020, día en que se procedió a la tramitación del mencionado despacho, y que la solicitud “voluntaria y espontáneamente” se verificó en fecha 4 de junio de 2020, casi dos meses después de realizada la operación aduanera, y ya cuando estaba en pleno ´proceso una investigación ordenada por la Autoridad aduanera”, acotó Decoud.

Escudados en pandemia

Decoud señaló además que “no se puede argumentar que por la “urgencia” de desaduanizar las mercaderías, como consecuencia de la pandemia del covid-19, se produjeron “los errores” en la declaración detallada investigada en autos”.

En ese sentido, la representación fiscal aduanera solicitó que el titular de la DNA, Julio Fernández, ratifique la sanción por defraudación y desestime la apelación.

Fuente -> http://www.abc.com.py