Fiscal sigue dudando de guardia que disparó a ladrón: “Cayó en muchas contradicciones” – Nacionales

0
19

El fiscal Itálico Rienzi, quien investiga el caso en el que un ladrón intentó asaltar una tienda de electrodomésticos ayer de madrugada en Fernando de la Mora, dijo que sigue dudando del guardia de seguridad que disparó en la pierna al asaltante porque supuestamente habría abusado de la legítima defensa. Tras el hecho, ambos quedaron detenidos.

18 de noviembre de 2020 – 06:37

Ayer, cerca de las 04:00, un asaltante con antecedentes llamado Santiago Ariel Rojas Cabrera, de 21 años, intentó asaltar el local comercial C.P.H. Electrodomésticos, ubicado en la Avda. Mcal. López esquina Monseñor Bogarín, zona Norte de Fernando de la Mora. En el intento, fue herido en la pierna por Ulises González, de 24 años, guardia de seguridad de la empresa.

Lo más llamativo de este caso, que generó polémica en la opinión pública, fue que el fiscal del caso Itálico Rienzi dispuso también la detención del guardia, del que sospecha abusó de la legítima defensa y analiza su imputación.

El debate se instaló sobre por qué el agente decidió detener al guardia y sospechar de él. Rienzi, en conversación con ABC, sostuvo que el trabajador del local que intentó ser atracado no comunicó, en principio, que hizo disparos y que él solo se enteró a través de un agente de Policía cuando llegó al sitio.

“Me explicó (el guardia) que, al salir del portón, disparó a este asaltante. Luego me dice que pasó hacia el otro lado de la avenida. Le dije que acá no había sangre y le pregunté por qué no había sangre (…) Se puede observar en el circuito cerrado que él estuvo en una persecución en donde terminó el peligro. Cayó en muchas contradicciones”, sostuvo el fiscal Rienzi.

Tema relacionado: Detienen a guardia de seguridad tras herir en el tobillo a presunto ladrón con frondosos antecedentes

Para el representante del Ministerio Público, el guardia siguió con la persecución a pesar de que ya había terminado el peligro para los bienes jurídicos, es decir, el intento de asalto. Además, dijo que duda de la proporcionalidad entre armas y medios.

“Si uno se fija en el vídeo, el ladrón parece estar de espalda cuando recibió el disparo (…) Si la intención fue repeler el hurto agravado que cometió el otro agresor, ¿por qué siguió la persecución y cuál fue el objeto de haber realizado el disparo si era para detenerlo o continuar repeliendo el hecho?”, se preguntó.

Finalmente, Rienzi dijo que el carnet de portación de arma del guardia no estaba a nombre de la empresa e insistió en que la legítima defensa tiene sus límites. Dijo que entiende la discusión sobre el caso, pero que también deben aplicarse las garantías jurídicas dispuestas.

Lea más: Guardia podría ser imputado por lesión grave de no comprobarse legítima defensa por confusión o terror

El caso

Según el parte policial, a las 4:00 de ayer martes, el guardia González escuchó un ruido muy fuerte en el local comercial y luego se activó la alarma. El funcionario se percató de que el vidrio de una de las ventanas estaba roto y posteriormente vio a un hombre que se estaba llevando un equipo de sonido, por lo que realizó un disparo intimidatorio con su arma de fuego marca Jaguar calibre 38 mm, niquelado, serie N° 190917.

Según el relato de González, el proyectil impactó en el piso y luego en el tobillo izquierdo del supuesto ladrón, quien dejó el equipo de sonido y se fugó.

Agentes de la Comisaría Segunda de Fernando de la Mora, luego de un patrullaje por la zona, ubicaron al sujeto sobre la calle Convención casi Avda. Mcal. López, sentado en la vereda con visible rastro de lesión en la pierna izquierda. Fue derivado a bordo de una ambulancia hasta el Hospital de Trauma, donde se encuentra internado bajo custodia policial. El guardia está aún detenido en la Comisaría Segunda de Fernando.

Fuente -> http://www.abc.com.py