Fiscal Guerrero no le dio participación a Investigaciones de Canindeyú – Nacionales

0
31

La información fue confirmada por el comisario Leonor Barrios, jefe de Investigaciones de Canindeyú, responsable de las primeras pesquisas sobre la grave denuncia realizada por el chofer Óscar Aguilera, quien fue interceptado, secuestrado y robado por una comitiva fiscal policial el pasado 3 de julio, cerca de Curuguaty, según la denuncia oficial. La carga del que fue despojado contenía 26 toneladas de azúcar y cuero, figura en el boletín policial.

Barrios recordó que tienen como evidencia cerca de 10.000 kilos de azúcar que sería parte de la carga que fue robada al camionero Óscar Aguilera, cruce de llamadas, entre otras evidencias que fueron entregadas al fiscal Daniel Benítez, ya que al principio fue el encargado de las pesquisas, a pesar de estar entre los denunciados. Barrios había señalado anteriormente que tienen filmaciones que demuestran que el camión cuya carga fue robada llegó hasta Yrybucuá, departamento de San Pedro. El fiscal denunciado asegura que es todo mentira y desafía a que presenten pruebas de lo que afirman.

Comisario Leonor Barrios.

Lea más: Fiscal investigado niega denuncia en su contra y arguye persecución pagada

Barrios dijo desconocer quién es el actual fiscal encargado de las averiguaciones porque hasta ahora no recibió ninguna notificación oficial para encargarse oficialmente de las investigaciones. Al señalársele que el actual responsable de la causa es el fiscal Leonardi Guerrero, dijo que se pondría en contacto con él para ofrecerle todos los indicios que ha podido recoger en dos días de trabajo, después de ocurrido el hecho. Luego, sin embargo, ya no siguió el caso.

El fiscal Guerrero a su vez no brinda mayores detalles de su trabajo respecto al caso, y no responde a los pedidos de entrevista sobre sus pesquisas. La única vez que apareció en público por la zona de Curuguaty, ocasión en que allanó la fiscalía y la comisaría local solo atinó a decir que no puede adelantar mucho sobre el particular. El mismo es fiscal de la Unidad de Delitos Económicos y Anticorrupción de la capital y estaría manejando el caso con policías del Departamento de Delitos Económicos de la capital.

Mientras, el fiscal denunciado, Daniel Benítez, se muestra confiado en que la denuncia en su contra y la comitiva policial fiscal que integraba aquel día del supuesto hecho, deberá ser desestimada muy prontamente “porque se trata de un montaje pagado por contrabandistas”.

Benítez dijo que ya realizó su descargo ante el fiscal Guerrero, a quien además habría entregado un cuaderno donde consta una lista de personas, entre policías y periodistas que son pagados por los contrabandistas de Curuguaty que él viene combatiendo “con demasiados resultados en tan poco tiempo”, según se jacta.

Los datos refieren, sin embargo, que el fiscal Benítez poco o nada ha tenido de iniciativa propia en el combate del flagelo del contrabando que creció enormemente en la zona de su responsabilidad con la pandemia del covid-19.

Más bien concurrió en procedimientos realizados por la Unidad Interinstitucional para la Prevención, Combate y Represión del Contrabando (UIC), encabezado por Emilio Fuster, cuando es convocado como fiscal de la zona para oficializar los procedimientos. Tampoco ha realizado mayores investigaciones sobre el otro gran flagelo en la zona de Curuguaty, el narcotráfico.

Fuente -> http://www.abc.com.py